Visitar el parque temático de Warner Bros, el estadio de Santiago Bernabéu o probar la enorme pista de esquí del centro Xanadú serán algunas de las actividades que disfrutarán los 35 niños que la semana que viene, el 27 y 28 de junio, viajan a Madrid con la Fundación Nazaret.

Estarán acompañados por diez educadores que aprovecharán el viaje para favorecer el ocio de los menores, pero también para que los niños aprendan valores como la puntualidad, el orden, el cumplimiento de las normas o el respeto del espacio y de otros grupos.

Así lo explicaron ayer el director de la Fundación, Guillem Cladera, y el obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull. Ambos celebraron el acuerdo alcanzado con Endesa, que ha colaborado con 18.000 euros para hacer realidad la actividad.

El director general de la compañía en Balears, Martí Ribas, subrayó que le «llena de alegría» ayudar a que los niños puedan viajar al menos una vez al año fuera de la isla. Para muchos de ellos, destacó, es su primera vez en un viaje de ocio.

Taltavull recordó que muchos de ellos proceden de fuera de la isla y subrayó que «vengan donde vengan, crean en lo que crean, estén en la situación que estén, hay que ayudarlos para que lleguen a ser adultos que aporten al bien común».