Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJB ordena que se respete la voluntad de Isasi al ceder su herencia

El cineasta que falleció en Eivissa decidió que sus propiedades debían repartirse a partes iguales entre sus tres hijos, que están enemistados

Antonio Isasi (derecha) recibió muchos premios y murió en la ciudad de Ibiza. EFE

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha decidido que se debe respetar la última voluntad manifestada en su testamento por el conocido cineasta Antonio Isasi, fallecido en Ibiza en el año 2007. La Sala, a través del magistrado Antonio Capó, ha decidido que los bienes del director de cine deben repartirse a partes iguales entre sus tres hijos. Entre las propiedades destaca una importante vivienda, donde Antonio Isasi vivió en sus últimos años, situada en Sant Josep de Ibiza. Los dos hijos mayores están enemistados con su hermana menor, la actriz María Isasi, hija de la artista Marisa Paredes. Si no existe un acuerdo entre hermanos, la propiedad tendrá que venderse.

Los jueces han tenido que pronunciarse sobre el recurso que presentó María Isasi, que pretendía apartar a su hermana mayor Teresa en el reparto de la propiedad de la finca situada junto a ses Salines de Ibiza.

Fue el propio cineasta quien en vida realizó lo que se conoce como un pacto sucesorio sobre sus bienes. Y en este pacto, que es una especie de ceder la herencia en vida, se decidió el reparto equitativo de la finca ibicenca. Es una fórmula habitual de reparto que se establece en el código civil de Baleares.

En un momento determinado el cineasta tuvo la necesidad económica de solicitar un préstamo al banco, avalando dicha operación con su finca ibicenca. Al aparecer sus tres hijos en el pacto sucesorio, el cineasta necesitaba la autorización de sus herederos para realizar esta operación. Todos ellos la aceptaron y aparecieron como avalistas del préstamo.

Sin embargo, a la hora de inscribir el préstamo, en el registro solo aparecían como avalistas sus hijos Antonio y Ana. Teresa Isasi no figuraba porque el registrador entendió que no se le podía nombrar porque no era residente en Ibiza.

Esta interpretación del registrador fue la excusa que ha utilizado la actriz María Isasi para sostener que la finca solo debe repartirse en dos partes, dejando al margen a su hermana mayor. Al no estar conformes los otros dos herederos, los tres hermanos han mantenido un largo pleito judicial. La demanda planteada por la actriz ha ido fracasando en todas las instancias judiciales en las que ha sido juzgada. La última sentencia la ha dictado el Tribunal Superior de Baleares, que ha ratificado la misma interpretación que previamente realizaron los magistrados de la Audiencia de Palma. La única novedad que incluye esta última sentencia es que establece que en el inventario de la herencia a repartir se deben incluir las acciones de su empresa que el cineasta regaló a su hijo mayor, así como los 150.000 que también le entregó por la venta de un piso en Madrid.

El tribunal ordena que se debe respetar la voluntad de Isasi, que en su último testamento escrito reiteró su deseo de que su finca de Ibiza, su principal patrimonio, al igual que el resto de sus bienes, se repartiera en tres partes, para beneficiar a sus tres herederos. La Sala interpreta que esta última voluntad está muy por encima del documento que se inscribió en el registro de Ibiza, ya que interpreta que no sería lógico que la hija mayor hubiera renunciado voluntariamente a perder una tercera parte de la propiedad. «La voluntad de Antonio Isasi de igualar a los tres herederos es una constante en el testamento y se mantuvo hasta su muerte, pues jamás fue cambiado», señala sentencia.

También indicó en su última voluntad que quería dejar constancia de que «en la redacción de este testamento he creído ser absolutamente imparcial con mis hijos y que solo me ha movido en la división de cosas el inmenso cariño que siento por todos ellos y de que si algo no les parece bien, que me perdonen y que piensen que a su padre nunca nadie le dejó nada y que todo lo consiguió con su trabajo».

Antonio Isasi es una de las grandes figuras históricas del cine español. Dirigió unas 30 películas, pero además también trabajó como guionista y productor. En la última etapa de vida siempre mostró su pasión por la isla de Ibiza. Tanto es así que fue un gran activista en el impulso de las actividades culturales de la isla.

Compartir el artículo

stats