Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Reforma de las pensiones | Las prejubilaciones se desploman en Baleares por las penalizaciones de Madrid y el coste de la vida

Una pensión de 200 euros menos que la media nacional y el miedo a una recesión desincentivan retirarse pronto. Dos de cada cinco jubilados de las islas optan por terminar su vida laboral antes de los 65 años; el año pasado dieron el paso muchos más: el 54%

Jubilados en la Plaza de España de Palma. B.RAMON

Las jubilaciones anticipadas han caído considerablemente en Baleares por diversos motivos, principalmente por la dureza de las condiciones para la prejubilación establecidas por el Gobierno y por el miedo a una recesión ante el elevado coste de la vida.

Así, en lo que llevamos de año, dos de cada cinco jubilados de las islas ha optado por terminar su vida laboral antes de los 65 años, es decir, algo más de un 40%. Los datos del mes de septiembre, los últimos actualizados por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, reflejan que hasta dicho mes se han retirado en el archipiélago un total de 3.793 personas, de las cuales 1.800 son menores de 65 años. Se jubilaron en la comunidad con 64 años 433 personas (frente a las 658 de 2021) y con 63, 1.002, frente a las 1.319 de 2021. Y con 62, 209, frente a las 317 del año anterior. Este 2022, la edad media de jubilación en las islas se sitúa en los 65,1 años.

Cabe reseñar que la pensión media entre los prejubilados en el archipiélago no baja de los 1.496 euros. Así, la pensión media para las 433 personas que se prejubilaron con 64 años estaba en torno a 1.551 euros. Una cantidad que dista en 200 euros de lo que cobra un pensionista de la misma edad en Barcelona (1.700 euros) y en Madrid (1.776). En Balears, cobraron la pensión media más alta los prejubilados con 60 años, con nóminas de hasta 2.590 euros. 

Entre los 60 y 64 años ahora mismo hay 4.988 personas jubiladas en el archipiélago, una de las cifras más bajas de los últimos años. De hecho, si se consulta el histórico de pensiones es posible dibujar una línea ascendente desde 2008, llegando a las 6.712 en diciembre de 2012, hasta empezar a bajar en 2016, llegando a las 5.991 en enero. Desde ese momento, el número de baleares que se jubilan antes de los 65 (ahora la edad legal está en los 66 con dos meses) lleva tiempo moviéndose a la baja. 

A nivel nacional se detecta también una evolución descendente, aunque todavía son un 34,9% del total de jubilados los que abandonan su vida profesional antes de los 65 años. También es verdad que el descenso en esa ratio ha sido mayor, ya que en 2018 era del 43% de media en el conjunto del país.

En Baleares, con uno de los salarios más bajos de España, la nómina media de los jubilados es de 1.031 euros (la nacional es de 1.203), por lo que hay más de 200 euros de diferencia con lo que cobra un jubilado medio español.

Esto supone que los trabajadores baleares, que ya contarían con pensiones más reducidas, sean más reacios a anticipar su jubilación debido a la penalización económica que conlleva hacerlo

Asimismo, la reducción de la ratio de nuevos jubilados con menos de 65 años se debe principalmente a los siguientes motivos: el aumento de años cotizados exigidos por la Seguridad Social; el retraso en la edad de jubilación para cobrar el 100% de la pensión que se aplica paulatinamente desde el año 2013 y el endurecimiento de las condiciones para las prejubilaciones que se ha aprobado durante la presente legislatura (y que ya se conoce como reforma Escrivá).

En el año 2011 hubo una modificación legislativa para, a partir de 2027, fijar la edad de jubilación ordinaria en 67 años y elevar a 38 años y seis meses el periodo cotizado necesario para poder acceder a la jubilación con 65 años sin sufrir penalizaciones económicas en la pensión. La medida se empezó a aplicar de manera progresiva en el año 2013 y en 2021 la edad de jubilación se situó en los 66 años y en este 2022, en los 66 años y dos meses. La incidencia de esta modificación en el retraso de la edad media de jubilación es evidente.

No será posible jubilarse anticipadamente antes de dos años de la edad legal de jubilación. Así, en 2022, eso significa que la edad legal para la jubilación anticipada voluntaria son 64 años y dos meses. No obstante, para quienes tienen cotizados al menos 37 años y 6 meses, la edad de jubilación se mantiene en 65 años, por lo que el trabajador se podrá jubilar de manera anticipada con 63. 

Muchas jubilaciones se estaban produciendo de forma anticipada porque la prejubilación se usa como mecanismo sustitutivo de la protección por desempleo cuando el parado supera los 62 años y dos meses (prejubilación forzosa). El temor a futuros recortes en el sistema de pensiones es otra de las razones que a menudo ha llevado a los trabajadores a adelantar de forma voluntaria un par de años su jubilación.

¿Qué ocurre si una persona quiere retirarse de la vida laboral antes de cumplir la edad legal establecida? Tendrá que hacer frente a ciertas penalizaciones. Por cada trimestre de adelanto respecto a la edad oficial que le corresponda sufrirá una penalización progresiva que será del 2% por trimestre anticipado de la base reguladora que le corresponda, si ha cotizado menos de 38 años y medio. Los nuevos baremos que entraron en vigor el pasado 1 de enero resultan menos beneficiosos para aquellos que se jubilen con la máxima anticipación posible, y también para aquellos que accedan al retiro voluntario con tres meses o menos de antelación. Así, los trabajadores que decidan jubilarse con 63 años estarán entre los más perjudicados por el nuevo esquema. 

Compartir el artículo

stats