Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión en construcción de Mallorca entra en ‘números rojos’

El dinero destinado a proyectos privados registra en la isla un ligero retroceso del 0,2% frente a los crecimientos del 30% en Menorca y las Pitiüses

La inversión en construcción se estanca en Mallorca. GUILLEM BOSCH

La inversión destinada a la construcción en Mallorca se ha estancado, con un ligero retroceso del 0,2%, una situación que rompe la tendencia al alza de los últimos ejercicios y coloca en ‘números rojos’ el balance de este ejercicio, pero que además contrasta con la evolución que se está viviendo en Menorca y en las Pitiüses, donde el ritmo de crecimiento sigue siendo muy notable y ronda en ambos casos el 30%, según los datos facilitados por la asociación de constructores de Balears. Ese impulso de las islas menores hace que el saldo del conjunto del archipiélago sea positivo, con un total de 1.213,3 millones de euros en inversión y un crecimiento del 7,6% respecto a 2021.

Durante los nueve primeros meses de este año se han tramitado proyectos privados en Mallorca por un valor de 839,6 millones de euros, un millón y medio por debajo del importe alcanzado durante el mismo periodo del pasado año. Dos son los factores que explican este ligero retroceso, y son la pérdida de inversión tanto en la construcción de viviendas como de oficinas o espacios comerciales e industriales, frente al notable crecimiento que la isla está mostrando la inversión destinada a instalaciones turísticas.

Por el contrario, la inversión registrada en Eivissa y Formentera aumenta un 31,1%, y en Menorca un 29,9%.

El apartado más importante es el correspondiente a los proyectos para la edificación de viviendas. La inversión alcanzada en Mallorca entre enero y septiembre de este año se sitúa en los 627,4 millones de euros, un 0,4% menos que un año atrás. Ese dinero va destinado a la edificación de 1.882 viviendas, un 0,8% menos que en 2021. La gerente de la asociación de constructores, Sandra Verger, señala que este retroceso se da pese a que las necesidades de acceso a una residencia no están dejando de crecer en la isla, y señala como claves la escasez de suelo y el que los planes generales de los municipios con mayor demanda, como son Palma y Calvià, estén en fase de revisión, lo que frena el desarrollo de los urbanizables. A ello hay que sumar el fuerte aumento de los materiales, lo que hace que los promotores se lo piensen más antes de poner en marcha una nueva actuación.

Inversión turística

Radicalmente diferente es la situación de la inversión destinada a las instalaciones turísticas. Durante esos nueve primeros meses del año el valor de los proyectos tramitados se eleva a los 119,8 millones de euros, lo que supone un incremento del 71,9% respecto a los registrados durante el pasado ejercicio.

Sandra Verger señala dos causas que explican en buena medida un aumento más acentuado. La primera, lógicamente, es que la temporada turística ha sido excelente, lo que mejora la situación económica del sector y deja margen para la inversión. Pero hay un segundo elemento que se apunta como clave y es el plazo, que concluye en abril de 2023, que la planta hotelera tiene para mejorar su eficiencia energética, y que conlleva reformas como en el caso de las calderas. El hecho de tener que realizar estos trabajos, apunta la gerente de la asociación de constructores, está siendo aprovechado para desarrollar otras mejoras en estos edificios.

Un balance mucho más negativo es el que se da en el resto de edificaciones, como las de oficinas, establecimientos comerciales o instalaciones industriales, por citar algunos ejemplos. En este caso, la inversión de los nueve primeros meses de este año asciende a 92,5 millones de euros, con un retroceso del 34,6% en relación a 2021.

Esta reducción se explica por las incertidumbres económicas que se han generado en un contexto marcado por la inflación, la crisis energética y la guerra en Ucrania, lo que está frenando las decisiones vinculadas a la inversión empresarial.

Mayor caída durante el próximo año

El ligero retroceso que se está registrando este año en la inversión para la construcción mallorquina previsiblemente se va a agravar durante 2023, según apunta la gerente de la patronal del sector en las islas, Sandra Verger.

Los motivos son que la inversión turística, una vez concluido el plazo de abril de 2023 para mejorar la eficiencia energética de estas instalaciones, previsiblemente se frenará, especialmente ante las incertidumbres respecto a la temporada del próximo año.

Además, se espera que los proyectos de vivienda se sigan rebajando al mantenerse los problemas de este año y las crecientes dificultades de financiación por el encarecimiento de las hipotecas.

Tampoco se espera una mejoría en el caso de las construcciones industriales o comerciales, dado que las expectativas económicas para 2023 se debilitan.

Compartir el artículo

stats