Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabrera, atestada de pateras

Una quincena de embarcaciones utilizadas por migrantes se acumulan en el muelle de la isla - Algunas llevan meses y contienen bidones de combustible y desechos u Visitantes del parque alertan del peligro y la insalubridad

Cabrera, atestada de pateras

Una quincena de pateras se acumulan en distintos puntos del muelle de Cabrera, algunas desde hace meses, a la espera de ser trasladadas a Mallorca para su desballestamiento y destrucción. Estas embarcaciones, algunas en evidente mal estado, lo que dificulta su remolque, acumulan en su interior bidones de combustible, desechos y agua estancada. Visitantes al parque nacional han denunciado el riesgo y la insalubridad que suponen. Desde Delegación del Gobierno admiten la acumulación de estas embarcaciones en el puerto, que atribuyen a la inusitada afluencia registrada en los últimos meses, e insisten en que estas barcas son retiradas de forma periódica. 

Las embarcaciones, algunas de ellas en muy malas condiciones de navegación y con vías de agua, permanecen en dos puntos del puerto de Cabrera, cerca de los lugares que frecuentan visitantes y trabajadores. Una decena están varadas frente a las casas del parque y otras cinco están en una rampa. En su interior contienen bidones de gasolina, algunos todavía con combustible. Testigos han alertado del riesgo que suponen estas garrafas, con gases inflamables y a pleno sol. Dentro también hay desechos y agua estancada, lo que está provocando una plaga de mosquitos.

Las barcas están marcadas con las fechas en las que fueron interceptadas. Algunas se remontan al pasado mes de julio.

Desde Delegación del Gobierno admiten que las embarcaciones se han acumulado debido a la inusitada afluencia de pateras llegadas a Cabrera: treinta en los últimos dos meses. Existe un contrato con una empresa externa que se encarga de destruirlas, y la semana pasada ya se hizo con otras quince. Pero para eso hay que remolcarlas a la Colònia de Sant Jordi. De esta operación se encarga la Guardia Civil, aunque en muchos casos se trata de una operación difícil por las malas condiciones de navegación en que se encuentran estas barcas. Alguna ya se ha hundido durante el trayecto.

Compartir el artículo

stats