50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

PIMEM y Pimeco van al «choque de trenes» al no reducir sus tensiones

Una reunión celebrada en un bar de Palma evidencia la falta de avances para buscar un acuerdo

Antoni Gayà y Jordi Mora Manu Mielniezuk

La batalla abierta entre la federación de pequeñas y medianas empresas de Mallorca (PIMEM) y la que históricamente ha sido su asociación de comercio (Pimeco), tras la expulsión de esta última, parece abocada a un «choque de trenes», a la vista de la falta de avances conseguidos en los intentos para encontrar un punto de consenso entre ambas partes, lo que lleva a alguno de sus miembros a vaticinar que esta cuestión deberá resolverse finalmente en los Tribunales. Este bloqueo volvió a ponerse en evidencia el pasado jueves, en un encuentro mantenido en el Bar Cristal de Palma por los presidentes de Pimeco, Antoni Fuster, y de Pimem-Comerç (nueva sectorial de PIMEM), Miguel Angel Mateu. En esta reunión también estuvo presente el máximo responsable de Afedeco (asociación de comercio de CAEB), Toni Gayá.

La decisión de la asamblea de PIMEM de expulsar a Pimeco se produjo en julio, y desde entonces los contactos mantenidos entre ambas partes para evitar una guerra abierta no han mostrado avances. Fuentes de estas organizaciones apuntan a que en el seno de la segunda se ha llegado a barajar la posibilidad de aceptar finalmente esa marcha pero solo con carácter temporal y con la condición de acordar una posterior readmisión y una fusión entre Pimeco y Pimem-Comerç, una posibilidad que algunos califican de «totalmente inviable».

Representantes de estas patronales indican que Fuster y el presidente de PIMEM, Jordi Mora, han mantenido alguna conversación desde que se aprobó la expulsión, pero sin que se hayan dado visos de poder llegar a un acuerdo, dado que este último no está dispuesto a ceder a la hora de hacer efectiva la citada salida de su antigua sectorial, mientras que el primero pretende poner unas condiciones que fuentes próximas no ocultan que son difícilmente aceptables.

En el encuentro celebrado el jueves la intención del presidente de Pimem-Comerç era convencer a Fuster y Gayá de la posibilidad de acudir juntos a la Cámara de Comercio para plantear reivindicaciones para el sector, pero se señala que esa colaboración fue descartada por el presidente de Pimeco mientras que mantenga el citado enfrentamiento. Hay que tener en cuenta que Pimem-Comerç no consiguió tener ningún representante en las últimas elecciones del citado organismo cameral. También se trataron las tensiones existentes entre estas patronales.

Pimeco va a celebrar la próxima semana una nueva reunión de su junta para seguir analizando las opciones tras su expulsión y presentar posteriormente a PIMEM sus exigencias en el caso de asumir finalmente su separación.

Compartir el artículo

stats