Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

En los dos próximos años 250.000 baleares podrán saber si desarrollarán un cáncer de colon

El cribado para diagnosticar precozmente estos tumores ya está en marcha para el 100% de la población diana, un cuarto de millón de ciudadanos de entre 50 y 69 años

Uno de los kits que la población diana de estos cribados preventivos habrá de pasarse a recoger por las farmacias colaboradoras. Israel Sánchez

Si usted tiene entre 50 y 69 años quizá ya ha recibido una misiva de la conselleria de Salud en la que se le invita a participar de forma gratuita en el programa de detección precoz del cáncer de colon y recto que consiste en la realización de un test para detectar la presencia oculta de sangre en las heces que podría indicar alguna anomalía en estos órganos.

El doctor José Reyes, actual presidente de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Balears y especialista en estos tumores del hospital comarcal de Inca, estimó que en el plazo de los próximos dos años ya se habrá ofrecido al cien por cien de la población diana de este programa, unos 250.000 baleares, la posibilidad de realizarse este test que posibilita la detección precoz del tumor y, por tanto, en una fase curable.

El doctor Reyes animó a la población a participar en esta detección precoz recordando que el cáncer de colon es el más letal de esta comunidad autónoma tras el de pulmón y que provoca en torno a 350 fallecimientos cada año.

Cien diagnósticos más

«Sin estos cribados poblacionales se diagnostican cada año 850 nuevos cánceres de colon y cuando el programa esté implantado al cien por cien detectaremos unos cien más. Aunque la mayoría de ellos, en torno al 80%, los diagnosticaremos en sus estadios más iniciales y fácilmente abordables y curables. Asimismo detectaremos una gran cantidad de pólipos que resecaremos sin más complicaciones», anticipó el presidente de la AECC en Balears.

Como no podía ser de otra manera, el doctor Reyes se congratuló de la ampliación del programa de este cribado poblacional al cien por cien de la población balear desde finales del pasado mes de marzo cuando se comenzaron a cursar estas invitaciones a los ciudadanos adscritos sanitariamente a los hospitales de Son Espases (área sanitaria de Ponent), Son Llàtzer (Migjorn) y Manacor (Llevant).

Como se recordará, hasta la citada fecha las invitaciones para realizarse los citados test de sangre oculta en heces (SOH) tan solo se estaban cursando al sector poblacional dependiente del comarcal de Inca (Tramuntana) y en el área de salud de Eivissa y Formentera, sectores que entre ambos apenas suponían una actuación sobre el 23% de la población diana de este programa en toda la CAIB.

Otro aspecto que preocupa es el de la participación ciudadana en este cribado poblacional toda vez que en las citadas zonas en las que estaba ya implantado el porcentaje de participación oscilaba entre el 30% y el 35%. Esto es, poco más de tres de cada diez personas «invitadas» decidieron hacerse el test.

Y si en marzo se amplió el programa a los citados sectores, se excluyó a la isla de Menorca del mismo por la falta de digestólogos especializados para realizarlo con base en el hospital Mateu Orfila. Esta exclusión territorial, ya denunciada por varios colectivos como una inequidad asistencial, se subsanó a mediados de esta pasada semana con el anuncio de que en Menorca también se llevaría a cabo.

En Menorca, desde octubre

Sobre la problemática menorquina, el doctor Reyes explicó que la reciente incorporación de un tercer digestólogo al Mateu Orfila permitiría implantarlo desde comienzos de este mes de octubre.

Los tres especialistas del hospital de referencia menorquín compaginarán sus tareas asistenciales con la realización de endoscopias de alta complejidad que precisarán los participantes en el programa de cribado cuyos test de sangre oculta en heces hayan dado positivo, explicó el presidente de la delegación territorial en Balears de la AECC. Reyes se congratuló de la recuperación de Menorca ya que en una primera fase en la que en esa isla sí se hicieron estos cribados, este territorio fue el que consiguió una mayor adhesión cosechando las tasas de participación ciudadana más elevadas, de entre el 43% y el 44% de la población menorquina llamada a hacérselos.

El doctor Reyes se congratuló de la definitiva incorporación de Menorca ya que el hecho de aplicarse el programa de detección precoz al cien por cien de la población de las islas permitirá realizar campañas de publicidad más ambiciosas que abarquen todo el territorio insular y que, a su juicio, redundarán en una mayor participación de la población diana. 

Dos meses para recoger el kit

En la misiva que están recibiendo muchos mallorquines para sumarse a este programa de detección precoz se les recuerda que disponen de dos meses desde la recepción de la misma para personarse en cualquiera de las farmacias colaboradoras del programa para recoger el kit del test de sangre oculta en heces que habrán de realizar ellos mismos en sus domicilios. 

Las cartas van encabezadas con un código de barras mediante el cual las farmacias registrarán su participación en el cribado por lo que es indispensable que los usuarios acudan a las boticas con la carta además de con su dni y su tarjeta sanitaria para recoger el juego.

El usuario deberá recoger una pequeña muestra de sus deposiciones y llevarla a su centro de salud que a su vez lo remitirá a su laboratorio de referencia. Si este no detecta sangre oculta, se informará del resultado negativo al usuario y este deberá repetir la prueba de control a los dos años hasta que cumpla los 69.

Si el resultado es positivo no implica que necesariamente tenga un cáncer sino que puede tratarse un pólipo benigno. En cualquier caso, será citado para realizarle una colonoscopia, prueba diagnóstica que despejará todas las dudas.

Compartir el artículo

stats