Suscríbete Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SANIDAD

IB-Salut recupera los controles auditivos a los niños de seis años

Tras dos cursos y medio parados por la covid, en breve se retomarán los cribajes escolares con el objetivo de rescatar a los 25.000 menores a los que la pandemia hurtó estos controles preventivos

Imagen de archivo de las audiometrías que se hacían a los niños de 6 años antes de la pandemia. Cribaje auditivo escolar

Finalmente ha imperado la cordura y la prevención temprana que en asuntos de Salud se traduce en menos enfermedades y de menor gravedad. El IB-Salut retomará este mismo curso y en breve, aunque aún no ha anunciado la fecha, los controles auditivos que se realizaban a todos los niños que cursaban primero de Primaria (de seis años de edad) y que se vieron truncados por la pandemia de covid-19 desde el mes de marzo de 2020. 

Desde el Servei de Salut señalaron que se retomará «en breve» y que entre sus objetivos se encuentra el de recuperar a todos los niños que no fueron sometidos a estos controles auditivos con motivo de la pandemia de covid-19.

En esos dos cursos y medio unos 25.000 niños de esa edad se han quedado sin unos cribajes auditivos que esta comunidad autónoma realizaba de manera pionera y exclusiva en este país desde el curso 1986-87, hace ahora treinta y seis años.

Hay que desligar estos cribajes auditivos de los que realizan a todos los recién nacidos en los hospitales y que ni siquiera la pandemia ha conseguido eliminar al ser obligatorios por ley.

En ese curso escolar de la década de los ochenta, responsables sanitarios de Balears decidieron implantar un novedoso programa que permitiría detectar precozmente hasta el 20% de sordera infantil que aparece tras el nacimiento y que, por tanto, no es detectada en los programas neonatales. 

Un programa que se ha mantenido desde entonces con el paréntesis citado de la pandemia y que hoy en día reclaman que se desarrolle tanto desde instancias internacionales como desde los servicios de otorrinolaringología de diversas comunidades autónomas.

Joana Maria Mas, presidenta de la Asociación de directores de infantil y primaria de Mallorca (Adipma), explicó que todavía no han recibido ninguna instrucción sobre cómo se recuperarán estos cribados y que se barajaba que en lugar de realizar los controles auditivos en las escuelas fueron los niños escolarizados en el primer curso los que se desplazaran hasta sus centros de salud para realizarlos allí. «No sé cómo lo harán pero lo importante es que se hagan», confió.

Enfermeras de Cruz Roja

Preguntado el Servei de Salut cómo lo van a llevar a cabo explicaron que si bien antes la dirección general de Salud Pública enviaba a sus enfermeras a realizarlos por los diferentes centros escolares del archipiélago ahora esta labor recaerá en tres enfermeras procedentes del hospital de la Cruz Roja que recordaron que está integrado en la red sanitaria pública de esta comunidad gracias a un convenio de diez años de duración.

Y que si antes los casos de niños con problemas auditivos eran derivados a una unidad de la patología auditiva de Son Llàzter dependiente de Salud Pública, ahora esta misma unidad pasará a depender administrativa y económicamente del IB-Salut.

Preguntado entonces el Servei de Salut sobre cuál pasará a ser la función de esta última dirección general en estos cribados, señalaron que el departamento dirigido por Maria Antònia Font se encargará de establecer la población diana de los mismos, los protocolos por los que se regirán su ejecución así como la evaluación final de sus resultados.

Compartir el artículo

stats