Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gabriel Escarrer desata durísimas críticas de empresarios de las islas

Se acusa al vicepresidente de Meliá Hotels de un excesivo «triunfalismo» y de haber regalado a los sindicatos los argumentos para reclamar subidas salariales «desproporcionadas» en el convenio de hostelería que se debe de negociar el próximo año

La fuerte llegada de turistas no se debate, pero si la rentabilidad. GUILLEM BOSCH

Las recientes declaraciones del vicepresidente de Meliá Hotels, Gabriel Escarrer, en las que calificaba la actual temporada turística de «una de las mejores de la historia», además de «memorable» y «para recordar», han sido acogidas con duras críticas por parte de amplios sectores empresariales, incluidos muchos hoteleros, al considerar que no reflejan la realidad provocada por el fuerte aumento de los costes, e incluso se han llegado a calificar de «irresponsables» teniendo en cuenta que a principios del próximo año debe de comenzar a negociarse el convenio colectivo más importante de Balears y que afecta a actividades como el alojamiento, la restauración y el ocio nocturno. Según muchos empresarios, «Escarrer le ha dado a los sindicatos todo el armamento necesario para que planteen subidas salariales desproporcionadas».

Las primeras y más duras críticas salen del propio sector hotelero, al considerar que «Gabriel Escarrer ya nos tiene acostumbrados a esas salidas de tono y él, junto a dos o tres responsables más de grandes cadenas, parece que van por libre», según señala uno de sus representantes, a lo que se añade que «el sector, especialmente la Asociación de Cadenas Hoteleras de Balears, empezamos a parecer un monstruo bicéfalo, con algunos que dicen lo que les da la gana, frente a la actitud mucho más responsable de la presidenta (Carolina Quetglas) o de Margarita Ramis (directora general de Grupotel)».

Gabriel Escarrer desata durísimas críticas de empresarios de las islas | EMILIO NARANJO

Uno de los representantes históricos del sector hotelero reconoce que las palabras del vicepresidente de Meliá «han sentado muy mal», alegando que todavía quedan por superar los meses de septiembre y octubre y que es pronto para hacer balances en un momento en el que los costes están disparados. En cualquier caso, se recuerda que el grupo hotelero de Escarrer cotiza en Bolsa, lo que se apunta como una más que probable explicación de que éste haya mostrado un optimismo tan acentuado.

La vicepresidenta ejecutiva de la Federación Hotelera de Mallorca, María José Aguiló, señala que esta patronal no hace comentarios sobre las declaraciones que realizan los empresarios del sector, pero sí recuerda que la hotelería de la isla está formada por numerosas empresas de todos los tamaños que no presentan una misma situación económica.

En este sentido, apunta que todos coinciden en que se la logrado una potente recuperación de la demanda, pero que eso no supone que la rentabilidad haya sido, con carácter general, igualmente positiva para todos, ya que hay empresas que han tenido más dificultades para compensar el fuerte encarecimiento de los costes que están soportando.

Además, no se oculta que ha sido un año muy difícil de gestionar, lo que explica el nerviosismo mostrado por algunos hoteleros ante las declaraciones de Escarrer.

El presidente de la patronal PIMEM, Jordi Mora, subraya la necesidad de «ser prudentes a la hora de hacer declaraciones» en referencia a las palabras del vicepresidente de Meliá Hotels.

Mora coincide con Aguiló al apuntar que la elevada actividad que se está registrando este año no siembre corre paralela a la rentabilidad de las empresas, y lamenta que hay algunas que «están trabajando como nunca, pero en pérdidas».

Los presidentes de las asociaciones de ocio nocturno y de restauración de la isla, Miguel Pérez-Marsá y Alfonso Robledo respectivamente, cuyos sectores dependen también del convenio de hostelería, coinciden en que los resultados que están obteniendo estas actividades no son tan positivos como los del alojamiento, por lo que no pueden asumir elevados incrementos salariales, aunque el segundo aplaude el valor de Escarrer por «reconocer que hay hoteleros que ganan mucho dinero».

Compartir el artículo

stats