Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mallorca

Més exige que el Mallorca se presente a una convocatoria como cualquier club

Descartan que se les vaya a otorgar 1,8 millones de euros y aseguran que, suprimido el patrocinio, «no hay otra forma» que no sea por concurso público - Al eliminar la promoción turística del convenio, el Consell deberá buscar nuevas vías para otorgarle el dinero

La presidenta del Consell, Catalina Cladera (centro), flanqueada por Jaume Alzamora y Aurora Ribot, líderes de Més y Podemos. GUILLEM BOSCH

Los partidos del Pacto en el Consell de Mallorca llegaron a un acuerdo la noche del jueves con el que daban por finalizada la crisis e inauguraban una nueva etapa en la que deberán negociar varios puntos como el «compromiso adquirido con el Mallorca» y la búsqueda de un nuevo nombre para Son Moix. El documento firmado por PSIB, Més per Mallorca y Podemos establecía cuatro puntos, entre los que destaca el tercero, donde se establece que para llevar a cabo los compromisos con el Mallorca y ampliar el apoyo a los clubes deportivos de la isla «buscaremos el instrumento jurídico que lo permita».

Este va a ser uno de los lugares de conflicto en las próximas semanas porque la presidenta del Consell, Catalina Cladera, sigue insistiendo en que el compromiso con el club está «asegurado», lo que tendrá que ser por otra vía que no sea el patrocinio. Esto significaría otorgarles los casi 2 millones de otra forma, aunque hasta el momento no han explicado cuál será.

Los ecosoberanistas se avanzaron a la socialista y trasladaron ayer por carta a su militancia que «hemos conseguido revocar el acuerdo que establecía dedicar 1,8 millones de euros a promoción turística a través del Real Mallorca y mantener el nombre ‘Visit Mallorca Estadi’ a Son Moix. En lugar de esto hemos acordado, y tenemos pendiente de acabar de concretar y negociar, mantener el compromiso que la institución había adquirido con el Mallorca». Con esto, los ecosoberanistas avisan a sus socios del PSIB-PSOE de que, pese a lo que creen, ahora mismo nada asegura que el dinero llegue al club mallorquinista tal y como estaba establecido al principio, lo que pondría en un brete a la líder socialista.

Todo por convocatoria pública

El coordinador general de Més, Lluís Apesteguia, insiste en que «no hay forma de hacerlo que no sea a través de convocatoria pública (descartado el patrocinio turístico) para todos los clubes». Este detalle cambiaría las negociaciones de forma radical porque el Mallorca debería presentarse a la misma convocatoria que el resto de equipos de la isla. Desde Més aseguran que exigirán a sus socios que todos los equipos, incluido el Mallorca, tengan que presentarse a la convocatoria y, por tanto, repartirse los recursos. De esta forma, el club no recibiría los 1,8 millones que espera.

Todo supeditado a promoción

Además, otro de los puntos reseñables es que el Govern aportaba 500.000 euros y el ayuntamiento de Palma, 250.000 euros. El problema ahora reside en que estas cantidades estaban supeditadas a la promoción turística de forma exclusiva. Es decir, no se pueden destinar a otras actividades ni ofrecerse para iniciativas que no estén relacionadas con el turismo. El cambio de paradigma que supone el acuerdo firmado el jueves noche por los tres partidos del Pacto provoca que estos recursos queden actualmente en el aire y corren peligro de no poder destinarse a la finalidad que pretendía la institución.

«Podemos decir que el Consell de Mallorca, conjuntamente con otras instituciones, estará al lado del Mallorca y cumplirá el compromiso que ya había adquirido. Lo habíamos enfocado hacia la promoción turística, un hecho que incomodaba a los socios. Entendemos que podemos dejar esto de lado y darle un enfoque más deportivo», reivindica Cladera.

Recoser las relaciones

Una de las consecuencias de la crisis del Consell es la pérdida de confianza que ha supuesto la forma de afrontar un tema como este. Cladera confesó ayer a IB3 que no se trata de que haya «ni un ganador ni un perdedor» sino que todos deben ceder para llegar a un acuerdo por el «bien» de la ciudadanía de Balears. Una afirmación que suscribe, hasta cierto punto, Apesteguia: «No vamos hacia una confrontación de egos partidistas».

Así, la socialista reconoce que se han cometido errores que deben ser subsanados y pide seguir trabajando para que haya «estabilidad» dentro del Pacto, sobre todo porque faltan escasos nueve meses para las próximas elecciones.

Desde el PSIB aseguran que no hubo peligro de ruptura en ningún momento de las negociaciones, pero por parte de Més reconocen que la posibilidad de salir del Pacto estaba sobre la mesa si la decisión no les contentaba. La formación nacionalista incluso envió una carta a sus afiliados para avisarles de que existía esa posibilidad y estaban abiertos a cualquier escenario en caso de que los socialistas se enrocaran en no retirar el acuerdo.

La intención de las tres partes es encontrar una solución «cuanto antes», aunque será complicado porque las posturas siguen alejadas. Los ecosoberanistas salieron satisfechos de la reunión y confían en que el nuevo acuerdo que firmarán será «aún más beneficioso para todos», aunque avisan: «No regalaremos nada».

Compartir el artículo

stats