Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Son Espases realizó 18.777 operaciones el año pasado, 5.392 menos que antes de la covid

Si las intervenciones bajaron un 22,3%, también hubo 42.177 consultas menos con el especialista

Una escena cotidiana en uno de los largos pasillos del hospital de Son Espases durante los dos años de crisis sanitaria. B. Ramon

No es raro que las listas de espera para ser operado o visitado por un especialista se hayan disparado a consecuencia de la pandemia de covid-19. Según la memoria correspondiente al año pasado del hospital de Son Espases, buque insignia de la sanidad pública balear, las intervenciones quirúrgicas bajaron en 2021 un 22,3% y las consultas con el especialista un 7,6% frente al ejercicio 2019, primer año prepandémico.

Estos porcentajes, traducidos a cifras reales, implican que el año pasado se realizaron, respectivamente, 5.392 operaciones y 42.177 consultas con el especialista menos que en un ejercicio sanitario "normal", sin la covid-19 lastrando todos los procesos asistenciales. En estas circunstancias (2019), en los quirófanos de Son Espases se realizaron 24.169 intervenciones y en sus consultas los médicos especialistas atendieron 554.797 consultas.

Las Urgencias también se vieron afectadas por el temor de los ciudadanos a contagiarse con la covid al acudir a los hospitales. Así, aunque en este 2022 ya se han recuperado las visitas al servicio como quedó demostrado en este pasado mes de julio cuando el hospital de referencia batió su récord de urgencias atendidas en una solo jornada con un total de 618 personas asistidas, en 2021 se atendieron un total de 136.650 emergencias con un descenso porcentual del 13,2% y absoluto de 20.854 asistencias frente a 2019 (157.504).

El promedio de 374,3 urgencias por jornada del pasado año ya mejoró ostensiblemente la media de 315,3 de 2020 pero aún quedaba lejos de las 431,5 urgencias diarias que, de media, atendió HUSE en 2019.

El año pasado Son Espases hospitalizó y dio el alta a 26.957 pacientes tras una estancia media de 6,7 días, cifra muy similar a la de 2020 pero bastante por debajo del primer año prepandémico cuando se formalizaron 31.621 altas de enfermos que habían pasado en el hospital una media de 7,04 jornadas.

Los mismos partos

Los alumbramientos no se han visto afectados por el SARS-CoV-2. Los 1.740 recién nacidos que llegaron a este mundo en Son Espases en 2019 apenas difieren de los 1.739 que lo hicieron en 2020 o los 1.664 neonatos del año pasado.

También hay que destacar que una actividad asistencial de tremenda complejidad en la que deben implicarse muchos servicios médicos como son los trasplantes de órganos apenas se ha visto trastocada por la covid-19.

Los 167 trasplantes realizados en 2019 se superaron en el primer año de la declaración de la pandemia cuando se realizaron un total de 184 intervenciones de este tipo aunque sí descendieron hasta los 142 del pasado año, un 2021 en el que finalmente la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) autorizó a Son Espases a realizar trasplantes hepáticos. Y el hospital debutó exitosamente con el nuevo programa con el primer trasplante de hígado realizado a finales del mes de octubre.

Datos económicos 272,8 millones al año en salarios

El gasto que supone tener abierto y operativo Son Espases ascendió en 2021 a 494 millones de euros de los que 272,8 se destinaron exclusivamente a pagar los salarios de los 5.421 trabajadores que tenía en nómina en ese ejercicio.

Al capítulo 2 que contempla el gasto en suministros y servicios externos se destinaron 184,5 millones de euros el año pasado mientras que en las inversiones en nuevos equipos y tecnología se gastaron 3,5 millones.

Capítulo aparte es lo que se pagó a la concesionaria que construyó el centro sanitario y que explota los servicios no asistenciales. El pasado año recibió 33,1 millones, 340.528 euros menos que el año anterior.

Compartir el artículo

stats