Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25 pacientes de Son Espases se beneficiarán de terapias dirigidas contra el cáncer

El hospital de referencia ha sido acreditado como uno de los 13 centros del país que ya ofrecen los tratamientos avanzados CAR-T

La consellera conversa con una paciente de Son Espases tratada con esta terapia. CAIB

El Servicio de Hematología y Hemoterapia del hospital de Son Espases prevé tratar con terapias avanzadas CAR-T entre 20 y 25 pacientes con enfermedades oncohematológicas cada año. El pasado mes de junio el ministerio de Sanidad incorporó a este hospital, junto con otros 13 hospitales de España, a la red de centros acreditados para ofrecer terapias avanzadas CAR-T.

Estas terapias, de momento solo disponibles para los pacientes con cánceres hematológicos, linfomas y leucemias básicamente, consisten en modificar genéticamente células del propio paciente, los linfocitos T, para que ataque de forma específica las células cancerígenas. Los linfocitos T se extraen del sistema inmunológico del propio enfermo ya que estas células son las responsables de eliminar las células tumorales y los virus que se introducen en nuestro organismo.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, acompañada por la jefa del servicio de Hematología de Son Espases, Antònia Sampol, visitaron ayer el gabinete donde se realiza el procedimiento así como los laboratorios del servicio y su unidad de hospitalización.

De momento, esta terapia está indicada para pacientes con linfomas y leucemias agudas linfoblásticas refractarias en las que los tratamientos han fallado, incluso el trasplante. «Se ofrece a pacientes que no responden a la quimioterapia o a enfermos con leucemia que sufrían una recaída tras un trasplante de médula ósea. En definitiva, a pacientes a los que ya no teníamos nada más que ofrecerles», acotó la doctora Sampol.

Gómez y la jefa de Hematología, Antònia Sampol, durante su visita al laboratorio del servicio. | CAIB

Tumores sólidos más esquivos

Se prevé, no obstante, que en los próximos meses se amplíen las indicaciones para enfermedades como el linfoma de manto, el linfoma folicular o el mieloma múltiple. Preguntada la doctora Sampol por qué para los tumores de órganos sólidos como el páncreas o pulmón todavía no están indicados estos tratamientos dirigidos, señaló que «estos tumores escapan del control del sistema inmune ya que se trata de cánceres más complejos con muchos antígenos».

La inmunoterapia celular con CAR-T permite tratar específicamente el tumor dirigiendo el sistema inmune del propio paciente para erradicarlo sin los efectos secundarios de la quimioterapia sobre el resto de órganos y tejidos. Es lo que se conoce como una terapia disruptiva ya que permite ofrecer posibilidades terapéuticas y de curación a patologías y situaciones donde todos los tratamientos convencionales habían fallado.

La doctora Sampol se congratuló de que en los análisis preliminares de estas terapias se ha constatado que cura entre el 60% y el 70% de las leucemias y el 50% de los linfomas. O, lo que es lo mismo, ese porcentaje de pacientes tratados ven como su enfermedad continúa en remisión a los cinco años de iniciado el novedoso tratamiento.

Otra de las principales ventajas de la acreditación de Son Espases es que a partir de ahora este hospital infundirá los linfocitos T a sus propios pacientes sin necesidad de que estos, en estado muy débil, se hayan de desplazar hasta el Clínic de Barcelona para someterse a esta intervención.

Compartir el artículo

stats