Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diecisiete mallorquines ya han sido vacunados contra la viruela del mono

Contactos estrechos con criterios de riesgo fueron inoculados a finales de la semana pasada

Una persona es vacunada contra la viruela del mono en Estados Unidos. TARECO TIMOTHY

Un total de dieciocho personas ya han sido vacunadas contra la viruela del mono en Baleares, diecisiete de ellas en Mallorca y otra en Eivissa. Todos ellos fueron vacunados a finales de la semana pasada aunque hoy, miércoles, estaban citadas otras diez personas en el hospital Can Misses de Eivissa para proceder a su inmunización, informaron fuentes de Salud Pública.

Como se recordará, a finales del mes de julio la consellera de Salud, Patricia Gómez, anunció durante una de sus frecuentes comparecencias parlamentarias la llegada de la primera remesa de vacunas para la viruela del mono. Fueron 95 dosis cuya arribada se produjo el día 28 del citado mes y que fueron distribuidas entre los hospitales de Son Espases (60) y Can Misses (las 35 restantes).

Pese a disponer ya de los fármacos, las primeras vacunaciones se produjeron unos días después, a finales de la pasada semana. Pese a que está previsto el envío de una nueva remesa de fármacos, aún se desconoce la fecha exacta en la que serán distribuidos.

Contactos vulnerables

Desde Salud no pudieron precisar qué personas han sido inmunizadas contra esta viruela emergente originaria del continente africano. Sí apuntaron a que la población diana de estos fármacos serían los contactos estrechos vulnerables de casos ya confirmados y diagnosticados.

Los contactos estrechos más vulnerables serían personas inmunodeprimidas, mujeres embarazadas y población infantil. Tras ellos, los siguientes candidatos a recibir las escasas vacunas recibidas son las personas menores de 45 años que mantienen prácticas sexuales de alto riesgo incluidas en las indicaciones de la profilaxis preexposición al virus del sida (PrEP) o ya infectadas con él en seguimiento en las consultas hospitalarias y que no hayan pasado la enfermedad.

Por último, también estaba previsto reservar algunas vacunas para el personal sanitario asistencial y de laboratorio en contacto con casos confirmados o muestras y que hayan tenido alguna incidencia con el equipo de protección individual (EPI) que haga temer que el contagio podría haberse producido.

Compartir el artículo

stats