Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo plan de carreteras no estará listo hasta la próxima legislatura

Sevillano afirma que se intentará consensuar pero que hay posiciones incompatibles con la «derecha»

Iván Sevillano. MANU MIELNIEZUK

El objetivo del equipo de gobierno del Consell de Mallorca es que el nuevo plan director de carreteras que ahora se comenzará a redactar se apruebe inicialmente antes de que concluya la actual legislatura, aunque se admite que el tiempo que queda es muy ajustado, pero el conseller insular de Movilidad, Iván Sevillano, reconoce que la aprobación definitiva tendrá lugar después de las próximas elecciones autonómicas, lo que supone que eso podría suceder con diferentes formaciones políticas al frente de la citada institución.

Aunque Sevillano se declara convencido de que el actual pacto de izquierdas repetirá un nuevo mandato, señala que un posible cambio de color político no va a conllevar cambios de orientación en el citado plan, dadas las directrices que se han fijado para su elaboración. Eso supone que el nuevo Gobierno del Consell deberá de optar por asumirlo, o en el caso de rechazarlo, «deberá explicar a los ciudadanos por qué tira 800.000 euros a la papelera». Hay que tener en cuenta que esa cantidad es el coste que va a tener la redacción de dicho plan, que debe de quedar completado en 18 meses.

En cualquier caso, el conseller de Movilidad ha insistido en que esta actuación se va a intentar consensuar con el máximo de fuerzas políticas posible, al igual que con los agentes sociales. Pero a renglón seguido reconoció que hay posturas que son incompatibles con las que ha venido defendiendo «la derecha» en materia de desarrollo de la red viaria.

En este sentido, Iván Sevillano ha reiterado que lo que se pretende desarrollar es un cambio de modelo por lo que al concepto de las carreteras tiene esa «derecha», con la supresión de los «megaproyectos», como los desdoblamientos que ahora se suprimen.

Compartir el artículo

stats