Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell suspende 26 proyectos de variantes y desdoblamientos viarios

Pone en marcha la redacción de un nuevo plan de carreteras que incluirá los futuros carriles bici y los ejes para los viandantes

El Consell inicia la redacción de un nuevo plan de carreteras B.RAMON

El Consell de Mallorca ha suprimido de un plumazo 26 actuaciones previstas en la red viaria de Mallorca para desdoblar tramos de carreteras y crear nuevas variantes por considerar que su impacto era excesivo y siguiendo los acuerdos alcanzados en el Pacto de Raixa, según ha anunciado hoy el titular de Movilidad e Infraestructuras en esta Administración, Iván Sevillano. Esta decisión sirve como tarjeta de presentación de la segunda medida presentada por el conseller, y es el inicio de la redacción de un nuevo Plan Director Sectorial de Carreteras, en la que ya se anuncia la pretensión de reforzar la red secundaria en detrimento de los «megaproyectos», y que cuenta como una de sus novedades principales la planificación de la futura red de carriles bici y ejes cívicos para peatones con que contará la isla.

Según ha enumerado Sevillano, las actuaciones previstas que quedan suspendidas son el tramo quinto de la vía conectora (segundo cinturón) que debía enlazar la autopista de Inca, a la altura de Alcampo, con la carretera de Sóller para mejorar el acceso al hospital de Son Espases, y los desdoblamientos de los tramos Manacor-Sant Llorenç, Peguera-Andratx, s’Arenal-Cala-Blava y Polígono de Son Bugadelles.

A ello hay que sumar la eliminación de las variantes de Campos, Can Picafort, Artà sur, Andratx este, Calonge y s’Horta sur, Llombards, Llucmajor norte, Cas Concos, Petra sur y norte, Sencelles, Sineu, Muro, Santa Eugènia, Manacor oeste y sur, ses Salines, Porto Cristo (segundo tramo), Felanitx y Alcúdia norte.

Sobre el quinto tramo de la vía conectora, no ha ocultado el intenso debate que ha generado en torno a la necesidad o no de que éste eje alternativo a la vía de cintura de Palma prolongue su recorrido actual, pero ha insistido en que el Pacto de Raixa ya contempló su supresión.

Según el titular de Movilidad, todas estas iniciativas hubieran tenido un impacto similar al del desdoblamiento Llucmajor-Campos, por su efecto sobre el territorio, el medio ambiente y el paisaje.

El conseller ha recordado que en el Pacto de Raixa, que se alcanzó entre PSOE, Més y Podemos para ponerse al frente del Consell de Mallorca, ya estaba previsto la supresión de todas estas actuaciones, pero ha puesto de relieve que ahora se ha hecho efectiva a través de la Modificación 3 del Plan Territorial, al incluir una enmienda en coordinación con el departamento de Territorio, y aprovechando que se va a inicial la redacción de un nuevo Plan Director de Carreteras.

En este nuevo diseño de la red viaria isleña se determinará si las 26 actuaciones antes señaladas desaparecen definitivamente o si darán pie a otras de menor impacto, como es la sustitución de las variantes, muchos más alejadas de las poblaciones, por rondas urbanas, de menores dimensiones y más pegadas a las poblaciones, rebajando así el consumo territorial, pero que facilitan el que se reduzca el tráfico por el interior de los núcleos urbanos.

Los proyectos de variantes y desdoblamientos suspendidos.

Nuevo Plan de Carreteras

Iván Sevillano ha señalado que en esta nueva planificación de la red viaria mallorquina se van a tener muy en cuenta criterios vinculados con la preservación medioambiental, territorial y del paisaje, con el objetivo de «poner fin al modelo de carreteras de la derecha, basado en el consumo del territorio y en los megaproyectos».

Como aspectos que se van a tener en cuenta está el de las emisiones de gases con efecto invernadero o el de la contaminación acústica y las actuaciones necesarias para reducirlas. Así, tendrá en cuenta el impacto del cambio climático en la planificación, según se ha puesto de relieve.

En este sentido, el conseller ha destacado que se quiere mejorar y potenciar la red viaria secundaria, contando con la novedad de que además de diseñar las futuras carreteras se hará lo mismo con la nueva red de carriles bici y de ejes peatonales que se quiere desarrollar, con el fin de ofrecer nuevas alternativas a la movilidad de los ciudadanos.

Otro de los aspectos sobre los que ha hecho hincapié fue en la mejora de la seguridad, con actuaciones en los tramos que registran las mayores tasas de accidentalidad, aunque sobre este apartado recordó que ya se han puesto en marcha obras para rebajar esa siniestralidad sobre los puntos donde la situación era más grave, como las nuevas rotondas de Can Valero o de Camp de Mar.

Actuaciones en seguridad

En cualquier caso, ha asegurado que se va a seguir trabajando en esa línea, con actuaciones como la mejora de los firmes, suavizar curvas peligrosas o contar con arcenes, especialmente en la red secundaria para así potenciarla. Ha puesto de relieve que no se va a esperar a disponer del plan definitivo para seguir apostando por esas mejoras en materia de seguridad, con la ejecución de nuevas actuaciones a lo largo de los próximos meses.

Iván Sevillano ha indicado la pretensión de dar más fluidez al tráfico, para lo que se elaborarán estudios sobre origen y destino de los trayectos o sobre la modificación de los medios de transporte que se utilizan.

Compartir el artículo

stats