Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pimeco decide llegar a los Tribunales para anular su expulsión de PIMEM

Antoni Fuster asegura que se han vulnerado los estatutos de la federación de las pymes y niega tajantemente que su organización sea morosa

Mateo Cunill, Pep Noguera, Carolina Domingo, Antoni Fuster y Pep Lluis Iglesias. MANU MIELNIEZUK

La asociación de comercio Pimeco está dispuesta a llegar a los Tribunales para anular su expulsión de la patronal PIMEM, según ha anunciado hoy el presidente de la primera de estas organizaciones, Antoni Fuster. Dos son los puntos sobre los que ha hecho especial hincapié durante su comparecencia. El primero es que en su opinión PIMEM ha vulnerado sus propios estatutos al aprobar la salida de Pimeco sin haberle dejado intervenir en la asamblea en la que se aprobó su marcha. El segundo es que Pimeco no ha incurrido nunca en morosidad porque no tenía acordado el pago de ninguna cuota.

Respecto al primer punto, Fuster ha señalado que ha puesto en manos de los servicios jurídicos de su asociación que estudien la posibilidad de impugnar la citada asamblea y, en el caso de que sea necesario, llegar a los Tribunales para reclamar que sea anulada la expulsión. El presidente de Pimeco ha sido tajante al afirmar que su organización no busca una «separación amistosa», sino que se respeten sus derechos y seguir dentro de PIMEM. En este sentido, ha recordado que esta federación cuenta con dos asociaciones de taxistas, por lo que puede tener también dos de comercio, al hacer incorporado desde hace un año a Pimem-Comerç.

En cualquier caso, Fuster ha defendido que a día de hoy siguen dentro de la citada federación, ya que el presidente de ésta, Jordi Mora, ha anunciado que podrían tardarse unos 15 días en remitir a Pimeco la comunicación oficial de su expulsión.

El segundo punto sobre el que más se ha insistido es rechazar que Pimeco sea una organización «morosa». En este sentido, su presidente ha recordado que tras una primera ruptura entre ambas organizaciones, en 2018 Pimeco y PIMEM acordaron el regreso de esta última al seno de la federación como asociación adherida, es decir, aquellas que pueden disponer de su propia sede y hacer un uso parcial de los servicios de que ofrece la organización que preside Jordi Mora. En el documento que se firmó para ese retorno no se fija el pago de ninguna cuota, según mostró.

Antoni Fuster, que ha comparecido acompañado de su equipo, ha indicado que el 23 de abril de 2021 Pimeco envió una carta a PIMEM proponiendo reunirse para mejorar el encaje de ambas, pero que tres días después esta optó por constituir Pimem-Comerç, lo que en su opinión era una demostración de que no se apostaba por el diálogo.

El presidente de Pimeco ha añadido que este año su asociación envió una propuesta a PIMEM para pagar una cuota de 300 euros al año (una cifra que desde esta última federación se señala que es lo que paga un empresario individual afiliado), y aunque ha reconocido que es una cantidad baja, ha señalado que la otra patronal nunca formuló ninguna contraoferta en torno a este punto, por lo que siguió sin acordarse el pago de ninguna cantidad económica.

En cualquier caso, Fuster ha puesto de relieve que Pimeco sigue siendo, junto con Afedeco, una de las asociaciones que representa al comercio mallorquín en la mesa que negocia el convenio colectivo del sector. En concreto, Afedeco dispone de 10 representantes, Pimeco de tres y dos están en manos de las asociaciones de Menorca y de las Pitiüses al menos hasta 2024.

Además, ha insistido en que la creación de Pimem-Comerç solo sirve para dividir al sector y, consecuentemente, perjudicar al pequeño comercio de la isla.

Compartir el artículo

stats