Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gómez defiende la nonata Agencia de Salud Pública para sortear la rigidez funcionarial

La consellera de Salud señala que será el primer organismo autónomo de este tipo que se creará en este país, «si lo conseguimos», matizó

La consellera de Salud durante su intervención en el foro de debate de Europa Press. CONSELLERIA DE SALUD

Más de dos años después de que el Govern anunciara la puesta en marcha de la Agencia de Salud Pública de las Illes Balears, un organismo autónomo adscrito a la conselleria de Salud cuya creación la propia presidenta Francina Armengol justificó para hacer frente a la crisis económica y sanitaria y poder contar con un instrumento de gestión publica ágil, fue ayer defendida con los mismos argumentos por la consellera de Salud, Patricia Gómez, en su participación en los Desayunos Socio-Sanitarios de Europa Press, donde disertó sobre la actualidad sanitaria.

A pesar de que el citado organismo sigue sin fecha concreta para su desarrollo y de que el Govern «coló» su creación en el decreto ley de Medidas Urgentes para la Sostenibilidad y la Circularidad del Turismo, Gómez se congratuló ayer en el foro madrileño de que «la Agencia de Salud Pública de Baleares será la primera de España, si lo conseguimos», matizó.

Más adelante señaló que el primer objetivo de la agencia será «que las personas no enfermen», generalizó antes de reiterar que se tratará de un «organismo autónomo que nos permitirá flexibilizar la Función Pública». En un tono más coloquial añadió que permitirá contratar a empresas externas que realicen campañas de prevención del tabaquismo, contra el cáncer de colon o de la idoneidad de las playas sin humo, acciones que a su juicio son «imposibles de desarrollar a través de la Función Pública». El nuevo ente, a través de fundaciones u organismos autónomos, «nos permitirá ganar agilidad», concluyó.

Durante su intervención, la consellera destacó los logros de sus siete años al frente de Salud. En materia de personal, reveló que los 15.000 trabajadores con los que contaba el Servei de Salut al inicio de su mandato se han convertido este año en 20.000, que acaban de incorporar 150 enfermeras en Atención Primaria sobre una plantilla total de 500 y que este nivel asistencial ha recibido este año la mayor partida presupuestaria del Govern, quinientos millones de euros. Todo ello le permitió hablar de una Servei de Salut «solvente» y de que contaba con «los mejores directivos de todo el país».

Todo ello ha permitido que Baleares ascienda desde el 11 puesto en esperanza de vida que ocupaba en 2015 al primer lugar que ostenta ahora entre todas las CC AA y el segundo de Europa, subrayó.

Saturación de Urgencias

En el turno de preguntas, Gómez admitió la difícil situación de los servicios de Urgencias hospitalarias, circunstancia que achacó a dos causas concretas: al hecho de que en estos momentos más de trescientos sanitarios estén de baja por covid, entre ellos 100 enfermeras y 70 médicos, detalló, y porque en verano con los trabajadores peninsulares y los turistas se dobla e incluso se triplica la población de las islas.

Previamente, durante su conferencia admitió como una de las mayores debilidades de su departamento tras los años de pandemia las listas de espera asistenciales, demoras que justificó en parte por la elevada incidencia de la covid-19 entre el personal sanitario y de las que dijo que están intentando recortar con un plan de choque que, cuantificó, prevé derivaciones a la sanidad privada por valor de 27 millones de euros y 18 de actividad extraordinaria propia en los hospitales.

Falta de personal | No a la Colònia de Sant Jordi

La consellera admitió que tienen problemas para contratar a médicos de familia que quieran ir a trabajar a la Colònia de Sant Jordi, puso como ejemplo, cuando antes sí aceptaban contratos de lunes a viernes que evitaban remunerarles el fin de semana. «El perfil de nuestros profesionales es ahora distinto», apuntó. Esta apreciación suscitó la inmediata reacción del sindicato médico, que reclamó remuneraciones acordes a plazas de difícil cobertura.

Mascarilla en interiores | Apela al ‘seny’ individual

 Sobre la recomendación de llevar mascarilla en interiores, la consellera apeló a la responsabilidad individual de cada cual, sobre todo de las personas más vulnerables. «No me gusta que me digan lo que tengo que hacer. Si voy a un concierto en el que todo el mundo está de pie sin mascarilla, me la pongo», zanjó el asunto admitiendo que Baleares es una de las CC AA con menor cobertura vacunal por el elevado número de residentes de países del Este y del norte de Europa.

La anécdota simiesca | Los presumidos cantantes

La consellera contó una anécdota con la viruela del mono. Cuando le pidieron información sobre un caso notificado en la península que refirió haber estado en un local de Eivissa donde, al parecer, se dieron múltiples relaciones sexuales. Al recabar más información sobre el asunto con el alcalde de Vila y referirse a la patología por su acepción inglesa (Monkey pox) el alcalde le contestó que «estos cantantes siempre andan presumiendo».

Compartir el artículo

stats