Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gerente Estel de Llevant
Entrevista

Guillem Febrer: «En el futuro debemos tratar la salud mental simplemente para sentirnos mejor»

El gerente de Estel de Llevant hace balance de los 25 años de la entidad que en 2021 atendió a 271 usuarios y ayudó a 193 familias

Guillem Febrer, en Manacor hace un repaso a los 25 años de Estel de Llevant. Sebastià Sansó

Guillem Febrer Fons siempre ha llevado la defensa de los derechos de las personas con discapacidad a gala, lo que le llevó en 1999 a involucrarse en el ámbito de la salud mental con la asociación pro salud mental Estel de Llevant, de la que es gerente desde 2008. Durante su experiencia en la entidad ha gestionado proyectos de inserción social y laboral para personas con enfermedad mental, tales como la creación de un centro especial de empleo, proyectos de inserción laboral en empresas externas a la entidad y programas de formación dual. Ahora que Estel de Llevant cumple 25 años es un buen momento para la valoración.

¿Cuáles son las cifras humanas de Estel de Llevant en estos momentos?

En 2021 atendimos a un total de 271 usuarios, ayudando a 193 familias. En estos momentos tenemos en plantilla a 63 profesionales y hasta 150 personas más contratadas entre el centro de ocupación y la formación dual… además de un montón de voluntarios.

¿Y cuál es su trabajo?

Gestionar el día a día, crear y seguir un plan estratégico, recursos humanos, gestión económica y de infraestructuras… Está claro que ayudado por todo un equipo.

¿La asociación se gestó en una iglesia?

Lo que pasó en realidad es que cuando nacimos no teníamos un espacio físico, así que el rector de la parroquia de Nostra Senyora dels Dolors de Manacor en 1996, Miquel Gual, nos puso una mesa en la sacristía para poder ir desarrollando los primeros talleres y así iniciar el camino. Desde allí la cosa ha ido evolucionando hasta todo un itinerario de servicios y necesidades, atención a las familias, apoyo a domicilio etc.

¿Era usted uno de esos familiares o entró en Estel de Llevant por otras razones?

No, fue algo más casual. Por entonces, en noviembre de 1996 yo colaboraba en la redacción de la hoja parroquial. Fue en ese momento cuando el rector me propuso hacer un reportaje sobre una nueva asociación para el especial de Navidad. Evidentemente era Estel de Llevant que, como le decía, empezaron en la sacristía con siete u ocho usuarios de diferentes municipios como ses Salines, Felanitx o Manacor. Después de eso me empecé a involucrar más aconsejándoles y ayudándoles a presentar proyectos, hasta terminar como gerente. Es cierto también que por aquellos años tenía un íntimo amigo que padecía una enfermedad mental y el tema me tocaba de cerca.

¿Cuál es el objetivo o los objetivos primordiales para los próximos 25 años?

Precisamente hacer realidad los 25 deseos que presentamos en esta campaña y exponemos por las calles del centro de Manacor. Un argumentario enfocado sobre todo a conseguir que la salud mental pase por encima de las enfermedades mentales. ¡Espero verlo porque yo ya tendré 75 años! [sonríe].

¿Qué hitos o barreras se han conseguido derribar en este primer cuarto de siglo?

Evolucionar y ayudar a visibilizar. Los problemas de salud mental antes quedaban ocultos en casa. Existía una especie de estigmatización por parte de la sociedad y por ende de las propias familias, que preferían encargarse en privado. Por eso creo que la normalización y la concienciación han sido primordiales. Sinceramente y aunque aún queda camino, creo que lo vamos consiguiendo.

¿Sobre qué zona de Mallorca actúan en estos momentos?

Atendemos a usuarios de 15 municipios.

¿La pandemia y el consiguiente confinamiento han aumentado los casos de enfermedad mental?

Si se refiere a una gran subida en cuanto al número de enfermos mentales de gravedad, no. O al menos no lo hemos percibido así en nuestra asociación, en el sentido de que no tenemos más demanda. ¿Que han aumentado los problemas relacionados con la depresión y la ansiedad?, estoy absolutamente convencido. Basta ver cómo según los últimos estudios a nivel balear se ha triplicado el número de suicidios…

¿Cuándo una depresión pasa a ser considerada enfermedad mental?

Cuando se cronifica… puede que en muchos casos acabe pasando y entonces tendremos un problema mayor. Pasa a ser enfermedad cuando se agrava, necesita de ayuda médica e invalida a quienes la padecen. Cuando no les deja salir de su casa, por ejemplo.

Me hablaba de atender más la salud mental que las enfermedades. Explíquese.

Me refiero a que hasta el momento tratamos esquizofrenias o trastornos bipolares. Es decir, que cuando un usuario entra en Estel de Llevant ya viene con una enfermedad que debemos tratar. Trabajamos para la enfermedad mental. De lo que también queremos ser protagonistas a partir de ahora es el factor común, de lo que nos une a las personas, que es la salud mental, porque todos tenemos una, esté en mejores o peores condiciones. Se trata de flexibilizar el servicio. Yo voy al gimnasio no porque me duela la espalda ni porque tenga nada especial diagnosticado, sino para sentirme mejor. Pues esa debe ser también nuestra finalidad en el terreno mental.

Le ahorran mucho dinero a la salud pública, que se apoya en ustedes muchas veces de manera injusta…

Hace unos años hicimos un estudio, que ahora no estaría mal actualizar, sobre el dinero que le ahorramos cada año a la sanidad pública, sobre todo en medicación. Nos ven como unos prestadores de servicios, como un servicio público. Está claro que poco a poco eso tiene que ir cambiando, también con otras administraciones, en determinados temas clave.

¿Cómo cuáles?

El problema del acceso a la vivienda, por ejemplo. Un tema ya de por sí complejo para cualquier persona, pero que se complica si tenemos en cuenta que somos un sector vulnerable. Nos encontramos en un punto en que tenemos las estrategias para preparar a nuestros usuarios a vivir de manera independiente, dándoles apoyo puntual, evidentemente, pero no el espacio. Tenemos usuarios que duermen en el albergue o habitando en infraviviendas. Necesitamos casas y pisos, pero eso debe partir del trabajo y de la buena predisposición de las administraciones.

¿La relación es ahora más fluida que hace unos años?

Digamos que la comunicación ahora es mucho más sencilla debido a la unión de las asociaciones mallorquinas pro-salud mental: Girasol, Es Garrover y nosotros en una común llamada 3 Salut Mental.

Por cierto, ¿de dónde viene el nombre Estel de Llevant?

Por lo que tengo entendido es porque la asociación quería ser como una estrella en el cielo, algo bonito que puedes ver en lo alto.

Compartir el artículo

stats