Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Yllanes pide a todos los partidos «implicación» en la transición energética

El vicepresidente del Govern afirma que el cambio climático «no entiende de ideologías» y pide reducir las emisiones un 40% antes de 2030

Yllanes y Malagrava, ayer, explicando los detalles. CAIB

El vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, y el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, presentan a los partidos de Balears el borrador del Plan de Transición Energética y Cambio Climático, con el objetivo de poder conformar la hoja de ruta de las Islas en cuanto al despliegue amplio de la Ley.

Este Plan establecerá un marco transversal de orientación y planificación de los objetivos para acelerar en la reducción de un 40% de las emisiones contaminantes en las islas.

Yllanes afirma que «el cambio climático ya está aquí y no espera. Sabemos que es necesaria la implicación de todas y todos para poder mitigar sus efectos y generar un espacio de mitigación en Balears. El cambio climático no entiende ni de ideologías ni de partidos, y nos afectará a todos por igual».

Por ello, pide las fuerzas políticas su implicación para que les hagan llegar aportaciones y que sean conscientes de que las consecuencias del calentamiento global afectarán a todos los sectores de nuestra sociedad: «Somos un territorio frágil que ya está sufriendo unos efectos que se verán agravados si no vamos en consonancia».

El Plan de Transición Energética y Cambio Climático tiene como objetivo que para el año 2023 Balears tenga las bases para un modelo económico sostenible, descarbonizado y resiliente al cambio climático, hecho que permitirá un crecimiento socialmente justo, inteligente y democrático.

El primer objetivo es reducir las emisiones un 40% en 2030 para llegar a la neutralidad climática en 2050. Asimismo, la reducción del consumo primario deberá bajar un 26% en 2030 y hasta un 40% en 2050. Por otro lado, el Plan prevé cuotas quinquenales de penetración de energías renovables, por tecnologías, con objeto de lograr progresivamente los objetivos siguientes, definidos como proporción de la energía final consumida en el territorio balear: el 35% para 2030 y el 100% para 2050. Estos objetivos se deberán ajustar a las particularidades de cada isla.

Malagrava apunta que este plan es «la herramienta clave para el modelo de islas que necesitamos para afrontar el reto más grande al que se enfrenta nuestra comunidad, y necesitamos el mayor consenso posible y que todos los partidos políticos aporten sus propuestas para tener unas islas realmente sostenibles».

Compartir el artículo

stats