Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas constatan el acelerón de la economía balear

La patronal CAEB cifra el crecimiento del primer trimestre en un 13,9% y se suma a la tesis del Govern de que este año se recuperarán los niveles de 2019

El fin de las restricciones y el turismo se apuntan como claves de la reactivación. B.RAMON

La economía balear está acelerando su ritmo de reactivación, tras crecer un 13,9% durante el primer trimestre de este año, según se ha puesto de relieve desde la patronal CAEB, que ha pasado a respaldar la tesis del Govern respecto a que las islas cerrarán el presente ejercicio habiendo recuperado los niveles existentes antes de la pandemia.

El último informe sobre la evolución económica de las islas que elabora esta organización empresarial subraya la velocidad que esta adquiriendo la generación de riqueza en el archipiélago y que alcanza a la totalidad de sus sectores, aunque tiene a los servicios como principal motor.

En concreto, esta última actividad, en la que se agrupan las empresas turísticas, ha mostrado un crecimiento del 15,5% durante los tres primeros meses de este año, manteniendo un ritmo creciente. La construcción lo ha hecho un 4,6%, y la industria un 6,1%.

También es muy acentuada la reactivación del consumo, cuyo incremento se cifra en un 13,3%, mientras que la inversión empresarial lo hace un 5,8%.

Por islas, ese crecimiento se cifra en un 14% en Mallorca, un 15,3% en Eivissa y Formentera, y un 12,5% en Menorca.

Pero un aspecto sobre el que la patronal balear hace hincapié es en que la economía del archipiélago, al cierre del primer trimestre del año, ya solo se encontraba un 9,1% por debajo de los niveles que se consiguieron en 2019.

«Si no surge ningún obstáculo adicional durante los próximos meses, la economía de Balears podría completar el proceso de normalización al cierre de este ejercicio», según se destaca en el citado informe, sumándose así a las tesis que el Govern ha venido defendiendo.

Esta notable aceleración, según la presidenta de CAEB, Carmen Planas, se explica fundamentalmente por la paulatina desaparición de las restricciones y por la apertura al turismo internacional.

Como se ha indicado, el sector servicios ha sido el principal motor de la recuperación. En este sentido, desde la patronal balear se pone de relieve que la paulatina desaparición de las restricciones y la predisposición de la población a recuperar sus viejos hábitos laborales y sociales ha impulsado a estas actividades, a lo que se ha sumado la fuerte demanda turística que se está dando durante este año.

Todos estos factores explican el notable crecimiento del consumo que se ha registrado durante ese primer trimestre, que en buena medida se ha apoyado en el gasto realizado por los visitantes.

No se oculta la existencia de incertidumbres, como las generadas por la escalada de los precios. Precisamente el encarecimiento de los productos energéticos y de las materias primas se apunta como un factor que está condicionando las inversiones empresariales.

A ello hay que añadir la duración desconocida de la guerra en Ucrania, lo que hace difícil pronosticar la evolución de los próximos meses, según se argumenta desde esta patronal.

En cualquier caso, se reconoce que una economía de servicios como la balear es mucho menos sensible a ese conflicto bélico que la de otros países europeos mucho más vinculados a la actividad industrial.

Compartir el artículo

stats