Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La temporada turística se abre con la creciente escasez de muchos alimentos

Distribuidores y restauradores señalan las dificultades para conseguir algunos quesos, mantequilla, salmón, bacalao, pavo o varias marcas de bebidas alcohólicas

La restauración afronta la escasez de muchos productos MANU MIELNIEZUK

«Pensábamos que este mes la situación habría mejorado, pero no ha hecho más que empeorar», afirma el presidente de la asociación de distribuidores de alimentación y bebidas de las islas, Bartolomé Servera, en relación a la escasez de muchos productos durante el inicio de la temporada turística, una situación que es confirmada por los presidentes de las organizaciones de restauradores de CAEB y de PIMEM, Alfonso Robledo y Eugenia Cusí respectivamente.

La lista de lo que resulta difícil de adquirir es amplia, e incluye el salmón, bacalao, pulpo, pavo, mantequilla, algunos quesos y diferentes bebidas alcohólicas, entre otros ejemplos. Con una advertencia adicional por parte de Cusí, respecto a que durante los próximos meses esta situación va a ir a peor.

Bartolomé Servera pone de relieve que el problema no radica solo en el espectacular encarecimiento que está registrando la alimentación, cuyos precios han llegado a duplicarse en algunos casos e incluso ir más allá, sino en las dificultades para conseguir algunos productos, ya que «si pides mil unidades, te sirven cien y puedes darte por satisfecho», algo que está impactando sobre los sectores con los que los distribuidores trabajan como es el de los hoteles, restaurantes, bares o colegios. Este representante empresarial deja al margen a las cadenas comerciales, como supermercados, «porque es otro mundo y no quiero generar alarmismo».

El presidente de la citada patronal señala que el problema que se inició con aquellos alimentos procedentes de Asia se ha ido expandiendo, y apunta que el sector hotelero y el de la restauración se están teniendo que enfrentar a una situación que se está haciendo cada vez más grave.

Alfonso Robledo añade un dato adicional: los problemas de suministro crecen cuando se trata de marcas de calidad superior, como en el caso de algunos espumosos o del vodka, pese a que se trata incluso de producciones de la propia Unión Europea.

Los tres representantes empresariales destacan el cúmulo de factores que se han sumado para generar una ‘tormenta perfecta’ en el abastecimiento de alimentos.

Para empezar, tanto Bartolomé Servera como Eugenia Cusí recuerdan los problemas que está habiendo con los productos procedentes de Asia, zona donde se iniciaron los problemas de escasez, y la segunda subraya la política de ‘covid cero’ que se está siguiendo en China y que conllevada todavía medidas de confinamiento y de paralización de la actividad. A ello se suma los problemas de transporte que siguen existiendo, especialmente en algunos puertos. Del mismo modo, se recuerda el impacto que la guerra está teniendo en la producción de Ucrania.

Pero Alfonso Robledo reconoce además que nadie había previsto que la reactivación del consumo fuera tan potente, especialmente en el caso de los destinos turísticos, y recuerda que ésta no se está limitando a Balears, sino que afecta al conjunto del país.

En este sentido, señala que muchas marcas no han generado la producción necesaria para poder ahora hacer frente a ese intenso aumento de la demanda, provocando que ahora no haya reservas suficientes para todos.

El representante de CAEB subraya que hay zonas de Mallorca es las que la facturación de sus establecimientos de restauración supera ampliamente a la de 2019, como Palmanova, Andratx, Sóller, o muchos negocios del centro de Palma.

Compartir el artículo

stats