Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diócesis de Mallorca opta por propuestas ‘light’ al sínodo convocado por el Papa para renovar la Iglesia

Han consultado a unas 3.200 personas pero sin entrar en la ordenación de mujeres sacerdote o el celibato

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, durante la clausura del Sínodo celebrada la pasada semana en Mallorca. Bisbat de Mallorca

La Diócesis de Mallorca ha optado por enviar propuestas de menor calado social al sínodo del mes de octubre de 2023 que ha convocado el Papa Francisco para acometer la renovación y modernización de la Iglesia. Así como Diócesis, como es el caso de la de Barcelona, han hecho propuestas innovadoras como la necesidad de avanzar hacia el sacerdocio de las mujeres o el celibato voluntario, la de Mallorca ha optado por opciones más light.

En Mallorca, tal y como pidió el Santo Padre, se han hecho consultadas a un gran número de personas, en concreto más de 3.200. El objetivo era que realizaran propuestas sobre cómo debe renovarse la Iglesia Católica. Jaume Martorell, responsable diocesano del Sínodo, explicó ayer a este periódico que «es cierto que una de las propuestas ha sido de dar un mayor papel a la mujer con cargos de responsabilidad, pero no en el escenario de la ordenación sacerdotal». Este último apartado sí que lo han propuesto en Barcelona. Martorell también apuntó que el caso del celibato voluntario para los sacerdotes también salió en algunas reuniones, pero de manera fugaz y sin que tenga la importancia suficiente como para elaborarla como propuesta.

Las opiniones recabas en las diferentes diócesis son remitidas a la Conferencia Episcopal, que hoy celebra una asamblea para unificarlas y enviarlas al Vaticano.

En Mallorca se ha hecho un trabajo de abrir el abanico a personas no directamente vinculadas con la Iglesia y, por ello, han participado unas 1.000 personas de la Pastoral Penitenciaria.

Entre las propuestas más unánimes de Mallorca destaca una mayor actividad y renovación de los consejos parroquiales, dar más protagonismo a los jóvenes y mujeres y escuchar a colectivos alejados como madres solteras o parejas de divorciados.

Compartir el artículo

stats