Suscríbete 4 Billetes GRATIS Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Selectividad 2022: "La clave para aprobar es estudiar durante todo el Bachillerato"

Nervios, estrés y cantidad de apuntes acompañan a los alumnos la primera jornada de exámenes de la PBAU en Baleares, en la que se examinan de Historia de España, una de las pruebas más temidas

Arranca la Selectividad en Baleares | "Es difícil decidir a qué te quieres dedicar siendo tan jóvenes"

Arranca la Selectividad en Baleares | "Es difícil decidir a qué te quieres dedicar siendo tan jóvenes" MARÍA PEDRAZ

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Arranca la Selectividad en Baleares | "Es difícil decidir a qué te quieres dedicar siendo tan jóvenes" Irene R. Aguado

«Me llamo Lucía, tengo 19 años y quiero entrar en el grado de Estudios Ingleses». Con el paso decidido y las manos temblorosas, la joven mallorquina se dirige al interior del edificio Gaspar Melchor de Jovellanos, en la UIB, para realizar el examen de Selectividad Historia de España, uno de los más temidos entre los estudiantes.

Más allá de los nervios puntuales, Lucía está tranquila y confiada porque sabe que lo importante ya está hecho: «La clave para aprobar es estudiar durante todo el Bachillerato; si has llevado bien el curso, la Selectividad es un examen más».

Entre el estrés y la concentración, los jóvenes repasan sus apuntes antes de entrar y se abrazan pletóricos nada más salir de las aulas. Saben que las pruebas marcarán su futuro universitario y llevan dos años preparándose para estos tres días de Selectividad.

«En realidad, lo más difícil es decidir desde tan jóvenes lo que queremos estudiar. No tenemos claro a qué nos queremos dedicar el resto de nuestras vidas», dice Nico Moragues, que a pesar de todo aspira a entrar en la carrera de Ingeniería Telemática. Cinco minutos antes de entrar a su primer examen, se sienta con un compañero y no deja entrever un atisbo de estrés.

Allal Couira, en cambio, confiesa que ha empezado las pruebas nervioso, aunque se ha calmado al terminar la primera: «Era Historia del Arte, me la he preparado mucho porque es la carrera que quiero estudiar y se me da bien», explica. Entre las asignaturas que más le ha costado, asegura, está la de Catalán: «Vengo de otro país y por mi experiencia ha sido un poco más difícil».

Mientras centenares de estudiantes caminan apresurados con apuntes y cuadernos entre manos, otros se muestran menos acuciados por la presión. En la jornada de ayer en la UIB, los aspirantes se examinaron de Química, Historia del Arte, Historia de España, Catalán, Francés y Geografía, mientras que hoy harán Griego, Biología, Castellano, Inglés, Artes Escénicas y Matemáticas Aplicadas a las Ciencias Sociales.

«Hay muchísimo contenido que estudiar, aunque sin duda la más difícil es Historia de España». Tomeu Rigo, un joven de 17 años aspirante de Arquitectura, comparte la opinión que prevalece en casi todo el campus. Los alumnos tienen que estudiar desde la época de Al-Andalus, desde el año 711, hasta la actualidad, y se someten a una prueba con preguntas largas de teoría, otras dos breves y un comentario de texto.

Ante una materia con contenidos tan densos, los estudiantes agradecen la adaptación que se hizo por la covid y que se quedará, por lo menos, hasta el próximo año. Mientras que antes se repartían dos modelos de examen y había que escoger uno, ahora se pueden elegir preguntas indistintamente de ambas opciones para completar la prueba.

Si no fuera por ese detalle, esta Selectividad se parecería más a la del 2019 que la del 2021; ni mascarillas, ni distancia social. Lo único que previene la separación entre las mesas es disuadir a algún que otro estudiante para que no haga trampas.

Compartir el artículo

stats