Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La guerra de Ucrania y la inflación no logran frenar la economía balear

Las islas cerraron el primer trimestre del año con un alza del 9,1% y dejan atrás los ritmos de España y de la UE

La intensa llegada de turistas empuja la economía de las islas MANU MIELNIEZUK

La guerra en Ucrania y la inflación no han logrado ralentizar el crecimiento de la economía balear, a diferencia de lo que está sucediendo con la española y la del conjunto de la Unión Europea, según destacan el conseller de Trabajo y el director general de Modelo Económico, Iago Negueruela y Llorenç Pou respectivamente. Para sustentar esta afirmación, señalan que el incremento económico de las islas durante el primer trimestre del año, en pleno invierno, ha sido del 9,1%, muy por encima del 6,4% español y del 5,2% europeo, y que todo apunta a que el que se registrará al cierre del segundo trimestre se acercará al 20%. Con estos datos, ambos insisten en que el archipiélago habrá recuperado este mismo año los niveles de riqueza que generaba antes de la pandemia.

Entre los aspectos destacados por Negueruela y Pou están la intensidad de ese incremento, ya que el 9,1% del primer trimestre solo se ve superado por el 10,4% de Canarias, que en esos meses se encontraba en su temporada alta turística. Pero también ponen el acento en la calidad de ese impulso. En primer lugar, porque todos los sectores económicos muestran una evolución al alza, pero también por la tendencia positiva que está teniendo el PIB per capita, es decir, la riqueza que llega a cada ciudadano.

Por sectores, el incremento que se ha dado durante esos tres primeros meses en el sector servicios ha sido del 8,6%, mientras que el de la construcción lo ha hecho un 7,2%, la industria un 17% y el sector agropesquero ha alcanzado un alza del 16,9%. Eso supone que los tres últimos están ya en niveles superiores a los de 2019.

Pero como se ha indicado, si el balance de los tres primeros meses de este año es positivo, las previsiones para el segundo trimestre son todavía mejores a la vista de la evolución que está teniendo el empleo y las cifras de gasto y llegada de turistas, hasta el punto de vaticinar que el crecimiento durante la primavera superará el 15%.

Por ello, el conseller insistió en que en 2022 se van a cumplir las previsiones que se hicieron desde el Govern a finales del pasado año, al anunciar que al cierre del presente ejercicio el incremento conseguido quedará por encima del 10%, lo que lo convertirá en el más intenso de España, y situará a las islas con niveles de riqueza ya superiores a los de 2019, antes de la pandemia.

Iago Negueruela apunta que si el mercado laboral de las islas ya está completamente recuperado, con cifras de trabajadores superiores a las de 2019, y el conjunto de la economía de las islas lo hará a finales de este año, el factor más relevante a partir de ese momento deja de ser el ritmo se incremento económico, y pasa a ser la calidad del mismo, de forma que tenga un carácter inclusivo y llegue a todos los sectores y al conjunto de los ciudadanos.

De ahí la importancia que da a que los crecimientos se produzcan en todos los sectores y en todas las islas (en Mallorca el alza ha sido de un 8,7%, en Menorca de un 10.5% y en las Pitiüses de un 11,4%, lo que significa que Mallorca es la única que en este primer trimestre que todavía no ha recuperado la riqueza previa a la pandemia), y a que el PIB per capita también esté mejorando desde 2021 con una intensidad desconocida desde la implantación del euro. A ello suma el incremento de la productividad.

El conseller pone en valor la estrategia que se pactó con patronales y sindicatos para salir de la pandemia con las estructuras empresariales preparadas para la reactivación, y como único elemento negativo reconoce que la fuerte inflación puede hacer que la rentabilidad de las empresas sea finalmente inferior a la prevista, pero pese a ello subraya que la temporada turística está siendo tan buena que el balance final seguirá siendo positivo durante este ejercicio.

Los estudios económicos que se están presentando durante las últimas semanas coinciden con el Govern en que la economía del archipiélago va a liderar el crecimiento económico en España durante la salida de la crisis generada por la covid, aunque muestren diferencias respecto a la velocidad que va a alcanzar. El Ejecutivo balear fijó en un 12,1% el incremento de este año, mientras que la AIREF lo sitúa en un 10,6%, y BBVA estima que será de un 7,1% en el presente ejercicio y en un 5% durante el próximo.

Compartir el artículo

stats