Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Malestar de Podemos con sus socios de Pacto por la Ley Turística

Bloqueo socialista a la enmienda de aplicar el 50% de energías limpias en los hoteles antes del año 2022

Antònia Martín, diputada de Podemos en la Ley Turística. D.M.

En el grupo parlamentario de Podemos existe un importante malestar con la negociación de la Ley Turística con sus socios de Pacto. Hace semanas que los socialistas bloquean las enmiendas de los morados y ayer levantaron la voz de alarma. En concreto, se refieren a la iniciativa de Podemos de incluir en la ley que los hoteles deben consumir el 50% de la energía renovable antes del año 2028.

La diputada podemita Antonia Martín es la que se encarga de negociar las enmiendas y ya tuvo que emplearse a fondo para sacar adelante la iniciativa de incluir el 3% de productos alimenticios locales. No obstante, en las diferentes ponencias para tramitar la normativa turística, Podemos no ha conseguido que se le acepte la enmienda sobre transición energética.

Esperança Sanz, portavoz adjunta de Podemos, aseguró ayer que «vamos a defender la incorporación de medidas para la transición energética en la ley de turismo hasta el último día», en referencia al bloqueo de la iniciativa. Sobre el rechazo socialista y de Més a las medidas propuestas por Unidas Podemos para que los hoteleros colaboren con la transición energética con el despliegue de placas solares en tejados y aparcamientos, la portavoz afirmó: «Si realmente nos creemos la transición energética de nuestras islas, el resto de fuerzas políticas deberían apoyar nuestras propuestas. Tenemos tiempo hasta el pleno y desde Podemos no vamos a dejar de insistir».

Estas afirmaciones de Sanz dejaban ver el malestar morado por el bloqueo de estas enmiendas, que según fuentes del partido, estaban firmadas también por sus socios, ya que las iban a apoyar.

El CO2 de la Vía de Cintura

La enmienda de Podemos asegura que si el sector turístico produjera, mediante autoconsumo, el 50% de su energía equivaldría a neutralizar toda la contaminación que emiten los coches que pasan por la vía de Cintura de Palma durante todo el año. Ello supone evitar la emisión de 100.000 toneladas de CO2 al año.

El objetivo es que los hoteles instalen 200 Megavatios mediante placas solares. Es una inversión de 180 millones de euros. Desde la conselleria de Transición Energética que gestiona Podemos, se ofrecen ayudas que cubrirían del 15% al 40% de la instalación.

Desde el sector turístico no están muy por la labor de esta medida y de ahí surge el bloqueo a la enmienda del PSOE.

Compartir el artículo

stats