Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares registra el mayor encarecimiento de los alquileres de España

Abril se cerró con un incremento interanual de los precios de un 15,2% en las islas frente al estancamiento de la media española

La demanda de vivienda muestra una fuerte reactivación en las islas. MANU MIELNIEZUK

El precio de los alquileres se ha disparado en Baleares durante el último año, con una subida del 15,2% al cierre de abril, la tasa más alta de toda España, según el informe elaborado por el portal inmobiliario Idealista. Para estimar el alcance de esta evolución al alza, basta señalar que durante ese mismo periodo el valor medio de los alquileres en el conjunto del país se ha estancado, con un ligerísimo aumento del 1,1%. Según la presidenta del Colegio de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de las islas, Natalia Bueno, la presión que se está registrando de nuevo en el mercado inmobiliario del archipiélago es «brutal» debido al constante crecimiento de su población y a la reaparición del alquiler turístico, incluso el no autorizado.

Los datos del mes de abril reflejan la situación excepcional que se vive en las islas. En primer lugar, por esa subida de los precios del alquiler de un 15,2% durante el último año, una tasa a la que solo se acerca Cantabria, con un 10,8%. Ya a notable distancia, el tercer y cuarto puesto lo ocupan Canarias, con un aumento del 8,1%, y la Comunidad Valenciana, con un 7,5%.

Pero en segundo lugar, el problema del archipiélago resulta especialmente grave porque llueve sobre mojado. Tras ese encarecimiento, el precio medio de un alquiler en las islas se sitúa en los 13,2 euros el metro cuadrado, es decir, 1.320 euros mensuales por una vivienda de 100 metros cuadrados.

Hay que insistir que se trata de una media, que contempla tanto las residencias más costosas como las más económicas, o las que se comercializan en Eivissa y Formentera, que muestran los valores más altos, al igual que las del interior mallorquín. La relevancia de ese valor es que es el tercero más elevado de todo el país, solo por detrás de los 14,1 euros el metro cuadrado que se pagan de media en Madrid y los 14 en Cataluña (donde su encarecimiento ha sido del 2,5% y del 4,6% respectivamente), y queda ya por encima del importe del País Vasco, de 12,4 euros, donde ese aumento interanual se cifra en un 0,9%.

Natalia Bueno subraya que estos datos reflejan la situación que se está viviendo en el archipiélago a la hora de intentar acceder a una residencia. Tras una reducción en la demanda durante 2020, fruto del inicio de la pandemia, ahora ésta vuelve a estar disparada.

Para empezar, señala que se ha disparado la búsqueda de vivienda en alquiler para todo el año, fruto de un constante aumento de la población «que parece que no tienen fin». La presidenta de los agentes de la propiedad inmobiliaria subraya que a las islas «está viniendo gente de todas partes», sea del extranjero o de otras autonomías, con la intención de residir de forma permanente.

Pero además, añade que se está dando una reactivación de la destinada al alquiler turístico, incluso con la aparición en internet de ofertas de inmuebles vacacionales que no cuentan con la necesaria autorización para ello, y que aprovechan la ventaja de que los servicios de inspección no cuentan con medios suficientes.

En este sentido, hay que tener en cuenta que el dato aportado por Idealista corresponde a abril, con la apertura de la temporada turística de la mano de la Semana Santa, algo que se refleja también en el dato de que los alquileres del mes pasado son un 5,1% más altos que los que se aplicaban en marzo.

En relación a este tema, Natalia Bueno recuerda que la edificación de viviendas nuevas está siendo muy baja en Baleares, a lo que se suma que se trata de un producto dirigido a un cliente de alto poder adquisitivo, lo que está favoreciendo que la demanda esté muy concentrada en las usadas y en el alquiler, haciendo que también sus precios crezcan con fuerza. Todo ello provoca que las dificultades para acceder a una residencia en las islas no dejen de agravarse.

Prueba de lo expuesto es que en el caso de la vivienda para venta, su precio medio se ha elevado en abril respecto al mismo mes del año anterior un 7% en Baleares, duplicando la media española de un 3,3%, según Idealista. Eso sitúa el valor medio de una vivienda para compra en los 3.353 euros el medio cuadrado (335.300 euros por un piso de 100 metros cuadrados), lo que la convierte en la más cara de todo el país. La media española se cifra en los 1.853 euros el metro cuadrado.

La presión existente en estos momentos sobre el mercado inmobiliario balear se reflejan en una situación vivida por la propia Natalia Bueno recientemente, cuando se encargo de comercializar un local comercial de 25 metros cuadrados.

Según señala la representante de los agentes de la propiedad inmobiliaria, buena parte de las consultas que recibió eran para determinar si ese pequeño inmueble podía ser utilizado como vivienda, pese a no disponer ni de cocina. Este ejemplo, añade, refleja la desesperación de muchas personas para encontrar un alojamiento, y que haya quien se intenta aprovechar con la comercialización de «infraviviendas».

Compartir el artículo

stats