Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Govern niega responsabilidad en la muerte del exalcalde de Artà en la ‘torrentada’ de 2018

El Consultiu avala el rechazo de la demanda

Rafel Gili, fallecido en las inundaciones de octubre de 2018, en sus tiempos de alcalde. | DM

El Govern niega tener alguna responsabilidad en las muertes causadas por la fatídica torrentada que arrasó varios pueblos de la comarca del Llevant el 9 de octubre de 2018. Ha desestimado una reclamación de responsabilidad patrimonial por la «deficiente actuación de los servicios de emergencia» interpuesta por la familia del exalcalde de Artà Rafel Gili, que pereció cuando la riada lo sorprendió en su casa de campo.

El dictamen del Consell Consultiu da la razón al Govern y avala la desestimación de la reclamación de los familiares de Gili, que pedían una indemnización al Govern de 113.270 euros. La familia de Gili consideraba que las actuaciones y las previsiones de los servicios de emergencia no fueron las correctas durante aquellos fatídicos episodios del 9 de octubre en la comarca del Llevant.

No obstante, el dictamen del Consultiu, elaborado por la exdiputada del PP y exresponsable de los servicios jurídicos del Govern Bauzá Antònia Perelló, rechaza que los servicios de emergencia actuaran de forma deficiente y se pudiera haber evitado la tragedia. En este sentido, recuerda que para una responsabilidad patrimonial no debe acontecer en un «episodio de fuerza mayor», como considera que fue.

«Este Consejo Consultivo estima que el comportamiento de los servicios de emergencias debe ponerse necesariamente en relación con el episodio que motivó su intervención, la magnitud y las características de este, pues precisamente su carácter excepcional y sorpresivo han de tenerse en cuenta...», afirma el dictamen. De igual modo, reproduce los distintos informes que obran en el expediente y apunta: «Coinciden en que hasta las 19 horas los incidentes que habían entrado en el 112 eran escasos, únicamente 6 en Sant Llorenç y 2 en Artà, y que se gestionaron de forma ordinaria. Es a partir de las 19 horas que los incidentes se incrementan, y a partir de este instante se procede a la movilización masiva de organismos y unidades», apunta el informe del 112.

Además, el dictamen del alto órgano jurídico también asegura que «es una mera especulación» aseverar que si se hubiera activado antes el protocolo de Emergencias se habrían evitado los fatídicos episodios. No obstante, sí que es cierto que hubo bastantes críticas a las actuaciones de Emergencia por no haber activado los niveles de alerta adecuados.

Para desestimar la demanda, el Consultiu pone en evidencia las diferencias entre el atestado de la Guardia Civil y la descripción de los hechos de los familiares: «En el caso sometido a consulta, la reclamación presentada refiere que don D (Gili) falleció sobre las 18.30 horas del día 9 de octubre de 2018, tras ser sorprendido por el desbordamiento de un torrente en el jardín de su domicilio. Sin embargo, del atestado de la Guardia Civil se desprende que el fallecimiento se produjo cuando el finado fue a comprobar si el garaje de su casa se estaba inundando». El dictamen del Consultiu exculpa por completo a los servicios de Emergencias cuando apunta: «Debe concluirse, por tanto, que no hubo pasividad ni dejación de los servicios de Emergencias, que ajustaron su actuación a la información con la que contaban en cada momento para hacer frente a un acontecimiento que desbordó cualquier previsión y debe calificarse de catastrófico».

La familia no recurrirá

En la familia del exalcalde de Artà no están nada satisfechos de la resolución del Govern avalada por el Consultiu. Tolo Gili, hijo del fallecido, aseguró a este periódico que «hemos decidido no recurrir, ya que no nos devolverán a nuestro padre. Nosotros interpusimos la reclamación para que quedara constancia de que en aquellas inundaciones hubo falta de previsión por parte del Govern». También apuntó que desde el Ejecutivo les prometieron ayuda psicológica y para el alquiler que en ningún momento ha llegado. «Se olvidaron de lo que pasó», apuntó Gili.

Compartir el artículo

stats