Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homenaje en Praga al deportado ‘andritxol’ Rafael Moyà Pujol

Sus cenizas han sido localizadas en el crematorio de Strasnice

Herrera y Jurado depositan flores ayer en el homenaje a los deportados asesinados. GOIB

El secretario autonómico de Sectores Productivos y Memoria Democrática del Govern, Jesús Jurado, y el director general de Memoria, Marc Andreu Herrera, asistieron ayer al acto que los familiares de los deportados españoles asesinados en el campo de concentración nazi de Hradischko y el ayuntamiento de Praga organizaron este lunes, con motivo del aniversario de las fechas de sus muertes, en el memorial que erigió el gobierno de la antigua Checoslovaquia a las víctimas del exterminio nazi en el propio cementerio-crematorio de Stranice.

Según informó el Govern, entre estos deportados españoles se encuentra Rafael Moyà Pujol, natural de Sant Elm (Andratx), quien murió el 9 de abril de 1945 en Hradischko, en la República Checa, donde fue deportado como enemigo político por defender sus ideas y por apoyar una Francia libre.

Lista clandestina de Suchy

Fue el pasado verano cuando un equipo de investigadores y familiares localizaron las cenizas de seis españoles deportados al campo de concentración nazi de Hradischko. Habían sido ocultadas durante la II Guerra Mundial por el administrador del crematorio de Stranice (Praga), el Sr. Frantisek Suchy, quien también habría elaborado una lista clandestina con los nombres de las más de 2000 personas cuyos cuerpos fueron enviados por los nazis al crematorio de Praga.

Tras meses de investigación, el equipo conformado por Unai Eguia, Antón Gandarias -sobrino del deportado Ángel Lekuona- y Antonio Medina -nieto del deportado Antonio Medina-, localizaron en esa lista clandestina los nombres de seis españoles, entre ellos el de Rafael Moyá Pujol. En la lista de Suchy, todos ellos aparecen con idéntica fecha de defunción y cremación: 9 y 10 de abril de 1945, menos Vicente Vila-Cuenca (Alberic, Valencia), muerto el 19 de abril e incinerado el día 23, apenas 3 días antes de la evacuación del campo.

Localizarlos fue posible gracias a la colaboración, entre otros, del director de Archivos Penitenciarios de la República Checa, Alex Kyr, que conservaba una copia de la lista clandestina elaborada por Suchy, y del administrador de cementerios de Praga, Julius Mlčoch. Ambos participaron en el acto que los familiares de los deportados y el ayuntamiento de Praga organizaron ayer con motivo del aniversario de las fechas de sus muertes, en el memorial que erigió el gobierno de la antigua Checoslovaquia a las víctimas del exterminio nazi en el propio cementerio-crematorio de Stranice. Allí descansan, casi 80 años después, las cenizas de los deportados españoles, junto a las de otros muchos desterrados de la República Checa y de otras nacionalidades.

El gobierno checoslovaco erigió el memorial en el cementerio-crematorio de Stranice. | GOIB

Rafael Moyà Pujol

Natural de Sant Elm (Andratx), donde nació el 15 de agosto de 1904, Rafel Moyà Pujol fue el cuarto de nueve hermanos, de los cuales siete emigraron a Francia.

Nacionalizado francés, murió el 9 de abril de 1945 en el campo de concentración nazi de Hradischko, en la República Checa, donde fue deportado como enemigo político por defender sus ideas y por apoyar una Francia libre. Fue incinerado en el Crematorio Civil de Strasnice el 10 de abril de 1945.

Desde el 18 de marzo de 2021 una piedra Stolprestein recuerda a Rafael Moyà Pujol en el mirador de Fabioler de la pedanía de Sant Elm, en el municipio mallorquín de Andratx.

Compartir el artículo

stats