Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hoteleros: «La pequeña y mediana empresa acabará en manos de extranjeros»

Los hoteleros advierten a la administración de que «sus políticas hunden al sector»

Un momento del coloquio celebrado en Platja de Palma por hoteleros.

«Con políticas como las actuales [en referencia a la nueva ley turística] vamos abocados a que la pequeña y mediana empresa hotelera se extinga y acabe en manos de extranjeros, como ha ocurrido con las fincas y las possessions». Son palabras de Juan Carlos Jorquera, vicepresidente de la Asociación Española de Directores de Hoteles (AEDH) y CEO de un pequeño hotel familiar en el Port de Sóller, quien este viernes se mostró muy crítico con la gestión del Ejecutivo autonómico en materia turística: «No nos permiten preservar nuestro patrimonio».

En un coloquio en el que participaron diferentes hoteleros de la isla, Jorquera alzó la voz para reclamar políticas que «remen a favor y no hundan al sector». Se refiere a algunas cláusulas de la nueva ley turística que, según defendió, desembocarán en que multitud de pequeñas y medianas empresas se planteen seriamente vender sus establecimientos por la imposibilidad de implementar a los ritmos que marca la administración, lo que -a su juicio- quedará a merced de fondos buitres o de un oligopolio de tres o cuatro cadenas que sí tienen pulmón financiero para hacer frente a esas inversiones. «Es muy preocupante -siguió su intervención- porque en caso de llegar a ese punto no sé si los nuevos propietarios tendrán tanto amor por esta tierra como lo tenemos nosotros».

En la misma línea se pronunció Juan Manuel Ordinas, CEO de Hoteles Orne, quien pidió al Govern que sea claro con el sector: «¿Qué quieren? Que la pequeña y mediana empresa no exista o que lo haga de una forma diferente, de acuerdo, pero que nos lo digan para que nosotros nos podamos ir preparando».

Ahondando en la ley turística, ambos hoteleros coincidieron en destacar que no es una norma turística «sino política». Un arma «que han utilizado para contentar a una parte», sin contar con ellos. Sobre este punto Ordinas se mostró claro: «No necesito tu dinero [administración], solo tráeme gente». Según sostuvo, el sector primero tiene que recuperarse de estos dos años encadenando pérdidas para después volver a despegar. «Lo que no me pueden pedir ahora es que haga una inversión porque no lo puedo capitalizar», añadió. 

Por su parte, Jorquera incidió en que las políticas encaminadas hacia la economía circular y sostenibilidad son adecuadas, pero no los ritmos: «La reforma se ha hecho demasiado rápido, desoyendo completamente la realidad que está viviendo el sector hotelero y plagada de medidas coercitivas en lugar de utilizar medidas de tipo incentivador. Debe haber un cambio, sí; ahora, no».

También Jaume Horrach, presidente de ASH de Alcúdia y Can Picafort, aludió al componente «ideológico» de la norma, y a su entender, no supone un balón de oxígeno para el sector sino todo lo contrario, les hunde y les hacen «pagar más, como siempre».

Compartir el artículo

stats