Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Obispado de Mallorca reconoce que tiene doce propiedades registradas a su nombre que no son suyas

La diócesis subraya que desconoce la existencia o la propiedad anterior de diez de los bienes inmatriculados de manera indebida - Devolverá dos solares al Ayuntamiento de Mancor

El Obispado de Mallorca devolverá dos solares al Ayuntamiento de Mancor de la Vall. | LORENZO

El Obispado de Mallorca reconoce doce bienes inmatriculados a su nombre indebidamente, aunque aclara que en el caso de diez de ellos desconoce quién es su propietario o ni tan solo le consta que existan. Las dos propiedades que sí ha podido identificar son dos solares públicos pertenecientes al Ayuntamiento de Mancor de la Vall que, según informó ayer la diócesis, procederá a devolver en breve.

La Iglesia española admitió ayer que 965 de los 34.000 bienes que inmatriculó de manera extraordinaria entre 1998 y 2015 no le pertenecen. Y se mostró dispuesta a iniciar los trámites para devolver las propiedades —mayoritariamente viviendas, colegios y fincas rústicas y urbanas— a sus legítimos dueños.

Sin embargo, esta tarea va a ser compleja en la isla. El listado de 34.000 bienes inmatriculados en todo el Estado publicado hace un año atribuía un total de 137 al Obispado de Mallorca, 219 en todo el archipiélago. Desde entonces la diócesis mallorquina ha trabajado para identificar todos esos inmuebles y, a la hora de verificar su propiedad, ha contabilizado un total de doce que no deberían estar a su nombre.

«Dos de los diez casos son plazas públicas que pertenecen al Ayuntamiento de Mancor de la Vall. Ya está hablado y solo estamos pendientes de la cita con el notario para formalizar el cambio de propiedad», subrayaron ayer desde el Obispado de Mallorca.

Los otros inmuebles registrados indebidamente a nombre de la diócesis mallorquina presentan más complicaciones porque, o bien se desconoce su existencia, o bien faltan datos para seguir el rastro de una propiedad anterior. «En el caso de uno de los registros, la información más actualizada es de antes de la Segunda República, después no hay nada», ejemplificaron en el Opispado.

Oratorio desconocido en Felanitx

De hecho, la revisión de los 137 bienes inmatriculados en Mallorca también ha provocado desconcierto. Uno de los inmuebles vinculados a la diócesis mallorquina es el Oratorio de la Inmaculada Concepción, en Felanitx, un templo del que no consta su existencia. «Desconocido, imposible de identificar», aparece escrito junto al registro del inmueble en el listado hecho público ayer por la Conferencia Episcopal de todos los bienes revisados y segmentados por diócesis.

El mismo redactado que aparece junto a una vivienda situada en Artà que habría sido adquirida mediante una inmatriculación y que el Obispado todavía no ha podido ubicar físicamente. Tampoco es posible seguir el rastro de un registro que aparece con el nombre de Iglesia Católica Mitra Diocesana de Mallorca, en el municipio de Llucmajor.

La mayoría de los inmuebles inmatriculados a nombre de la iglesia mallorquina entre 1998 y 2015 gracias a una ley de José María Aznar están clasificados como templo y otras dependencias. Medio centenar se enumeran con el epígrafe «otros destinos» e incluyen fincas, solares, huertos y pisos.

Discrepancias con el listado de la Conferencia Episcopal

La Conferencia Episcopal publicó ayer el listado de bienes inmatriculados a nombre de la iglesia española de manera indebida, casi un millar en todo el Estado. Sin embargo, hay algunas discrepancias en cuanto a las propiedades atribuidas al Obispado de Mallorca, a veces por omisión y otras por incluir casos ya resueltos.

De este modo, no aparecen los dos solares que la diócesis reconoce que no son de su propiedad y que devolverá al Ayuntamiento de Mancor de la Vall.

Asimismo, el informe enumera catorce propiedades inmatriculadas indebidamente en la isla, dos más que las que contabiliza el Obispado.

Compartir el artículo

stats