Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Miralles Único candidato a presidir la Obra Cultural Balear

«Me gustaría que Marga Prohens hiciera regresar al PP al consenso lingüístico»

El sociólogo encabeza una candidatura transversal formada por 16 personas de ideologías y ámbitos diversos. Quien fuera el presidente de la Associació d’Habitatges Turístics de Balears y candidato de El Pi a las generales sostiene que la OCB ha de abrirse y ser «la casa de todos»

Joan Miralles: "El Govern debería trabajar más en el objetivo de volver a prestigiar la lengua"

Joan Miralles: "El Govern debería trabajar más en el objetivo de volver a prestigiar la lengua"

Para ver este vídeo suscríbete a Diario de Mallorca o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Joan Miralles: "El Govern debería trabajar más en el objetivo de volver a prestigiar la lengua" M. Elena Vallés

El sociólogo Joan Miralles, encabeza una candidatura transversal formada por 16 personas de ideologías y ámbitos diversos. Quien fuera el presidente de la Associació d’Habitatges Turístics de Balears y candidato de El Pi a las generales sostiene que la OCB ha de abrirse y ser «la casa de todos»

¿Qué objetivos se han marcado en esta candidatura que aspira a liderar una entidad que cumple ahora 60 años?

En efecto, la OCB es una entidad histórica con una trayectoria detrás impecable. Acumula una suma de éxitos a los que nosotros queremos dar continuidad. Queremos enlazar con el trabajo que se ha hecho hasta ahora de defensa y promoción de la lengua y la cultura propias. Y somos conscientes de que estamos en una situación de emergencia lingüística y que, si no actuamos ahora, después será demasiado tarde. Pienso que toda la gente que está en la junta es consciente del reto que tenemos delante. Es un grupo de personas con muchas ganas de trabajar y de hacer frente a estos nuevos retos que tenemos como sociedad. 

¿Cómo van a luchar contra el retroceso de la lengua?

Como candidatura de la OCB somos conscientes de esta realidad y creo que la solución pasa por hacer una OCB muy amplia, muy transversal, donde todo el mundo que tenga ganas de trabajar por la defensa y promoción de la lengua y la cultura pueda tener cabida. Ha de ser una entidad muy transversal y muy abierta.

¿No lo era hasta ahora?

No quiero decir que no lo fuera, pero sí es cierto que uno de los objetivos como junta es mirar de fortalecer este consenso que había en los años ochenta a la hora de aprobar la ley de normalización lingüística. Hay que tratar de recuperarlo. Tanto las instituciones como cada uno de nosotros como personas hemos de intentar hacer más para que la recuperación de nuestra lengua sea un éxito. 

¿La polarización social también había afectado a la OCB consiguiendo alejar a un grupo social de la entidad?

La polarización es una situación que se da a nivel civil y político. Hay que mirar de, entre todos, restablecer puentes para sumar en una cuestión que es capital: que la recuperación de nuestra lengua sea un éxito para la sociedad. Si no tenemos esto claro, difícilmente puede haber un entendimiento entre todos los que tenemos claro este pilar, independientemente de nuestra filiación política, asociativa, sindical, lengua materna, sexo, lugar de nacimiento… Como sociedad es importante que tengamos claro que el catalán, nuestra lengua, es la principal herramienta de cohesión en una sociedad tan diversa como la mallorquina. 

¿Haber sido presidente de la Associació d’Habitatges Turístics es compatible con la presidencia de la OCB?

Si hay dudas al respecto, pediría que cualquier persona contacte conmigo, porque yo estaré encantado de atenderle, explicarle el proyecto y disipar esas dudas. Aquí venimos a sumar y trabajar por un proyecto común. Estoy muy agradecido por los centenares de muestras de apoyo que he recibido estos días. Son mensajes que no sólo han sido para mí, sino para toda la candidatura. Esto no es un proyecto personal mío. Es una candidatura con unos objetivos comunes y trabajaremos todos por este proyecto compartido. Y vuelvo a lo de antes, la OCB ha de ser la casa de todos. La OCB lo que tiene que hacer es establecer los puentes para que esta división que en ocasiones se puede observar en materia lingüística se minimice y que todo el mundo sea consciente de que la recuperación de nuestra lengua será un éxito como sociedad. Todos tenemos que hacer más para que la recuperación de nuestra lengua sea un éxito y esto implica que entre todos sumemos. Da igual la filiación ideológica de cada uno, si se es de izquierdas o de derechas. 

El sociólogo Joan Miralles, en un momento de la entrevista. GUILLEM BOSCH

¿Qué relación ha mantenido con el activismo lingüístico?

La lengua siempre ha sido una de las cosas que para mí ha sido importante. He estado en muchas entidades que luchan por la lengua como la misma OCB, la Coordinadora per la Llengua en Alicante, Acció Cultural del País Valencià o Joves per la Llengua. En la Obra Cultural fui trabajador en su momento. 

¿El presidente de la OCB ha de tener un perfil de izquierdas?

Lo que pienso es que la junta directiva ha de ser plural, transversal, pero sobre todo ha de ser una junta que tenga una hoja de ruta común. Desde la pluralidad ha de remar en una misma dirección.

Aún no ha concretado ninguna acción de su programa.

Tenemos claro que hay que volver a prestigiar la lengua, trabajar conjuntamente con toda la ciudadanía y la Administración con el fin de promover actitudes lingüísticas positivas hacia nuestra lengua, y, en definitiva, recuperar este orgullo de ser quienes somos desde un punto de vista muy inclusivo. Todo el mundo ha de estar invitado a participar. En cuanto a acciones concretas, está prevista la presentación más adelante del programa específico de actuaciones. Puedo avanzar que trabajaremos por dar un salto cualitativo en el número de socios y que está previsto continuar con el proyecto ya iniciado de ampliar la infraestructura de Can Alcover.

¿Hay que fortalecer las relaciones con otras entidades similares del resto de territorios que hablan catalán?

Desde la OCB hemos de forjar un proyecto centrado en Balears y continuaremos teniendo relaciones con las entidades y el mundo cultural de Cataluña y Valencia. Cada comunidad tiene sus problemas particulares, pero, en definitiva, la lengua es común. Ésta es muy diversa y esta diversidad forma parte de su patrimonio lingüístico, que se ha de preservar, pero como lengua hemos de mirar de reforzarla desde lo local a lo global.

Según los últimos estudios, el retroceso del catalán es importante entre la gente joven.

Evidentemente uno de los objetivos de la junta es llegar a la gente más joven. En el caso de la OCB, hay una entidad hermana con la que trabajamos conjuntamente que es Joves per la Llengua. Siempre les daremos el apoyo que nos pidan respetando su independencia. 

¿Que haya una única candidatura le parece sano?

Tradicionalmente, suele haber una candidatura dentro de la Obra Cultural. No es una cosa extraña. Lo que hemos hecho dentro de esta candidatura es sumar diferentes sensibilidades que comparten un proyecto común. 

¿Cómo ve la política lingüística que está desplegando el Govern?

La OCB ha de ser una entidad independiente y como tal ha de señalar las cosas que se han hecho bien y las que no se han hecho tan bien. Ahora mismo pienso que hay cosas mejorables. Debería hacerse un trabajo para volver a prestigiar la lengua catalana. 

¿Hay algún político que no le haya felicitado?

Es cierto que Marga Prohens no me ha dado la enhorabuena, pero a mí me gustaría que me la diera. No por ego, sino porque el PP salió del consenso lingüístico en la anterior legislatura. Me gustaría que Marga rompiera la trayectoria de José Ramón Bauzá y regresara al consenso lingüístico. Por parte nuestra tendrá las puertas abiertas. El PP formó parte de ese consenso lingüístico y fue impulsor del mismo con la ley de normalización lingüística o con el decreto de mínimos. 

Compartir el artículo

stats