Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

en contra

En contra | Vicenç Lozano: «Hay un complot contra el Papa y no sabemos adónde llegará»

Vicenç Lozano (Vic, 1956) ha sintetizado en su prodigioso ‘Intrigas y poder en el Vaticano’ casi cuatro décadas de trabajo periodístico como corresponsal de TV3 en la Santa Sede, sin introducir «ni una coma de ficción» en un entorno donde «la realidad supera a las leyendas vaticanas»

Vicenç Lozano, periodista especializado en el país más pequeño y temible, autor de 'Intrigas y poder en el Vaticano'

Para que se haga cargo del tipo de entrevista: «¿Peligra la vida del Papa Francisco?»

En estos momentos hay un complot contra el Papa, y no sabemos adónde puede llegar. La guerra abierta en el Pontificado se ha incrementado en los últimos años.

Habla usted de cardenales que disculparían el asesinato del Papa.

En la curia hay gente de lo más radical que podría aceptar esta solución, pero lo más corriente es la pretensión de forzar la renuncia del Papa para que se abandonen las reformas.

No sería el primer asesinato reciente, vistos los labios morados de Juan Pablo I.

Conocí al primer médico que vio el cadáver de Juan Pablo I, y me confirmó que había sido asesinado tras un pontificado de solo 33 días. El complot se debió a su pretensión de reformar la Banca Vaticana, infiltrada por la Mafia y envuelta todavía hoy en la corrupción.

¿Francisco se ha quedado a medias, con independencia del final de su papado?

Da un paso adelante y uno atrás, porque no quiere dividir a la Iglesia pero, en la estrategia de un jesuita, hasta que no pierda la última batalla no habrá perdido la guerra.

¿Qué tiene más morbo, el Vaticano, la CIA o el Kremlin?

He tenido el privilegio de trabajar en la Casa Blanca, en la sede de la CIA y en el Kremlin. Comparado con todos ellos, es en el Vaticano donde he respirado más poder, por ser transversal y porque va mucho más allá de la religión y de los mil doscientos millones de católicos.

Hay más sexo en el Vaticano que en Las Vegas.

El Vaticano está gobernado por la misma ecuación que rige el mundo. A saber, la lucha por el poder, los escándalos de corrupción económica y el sexo.

¿Los orgiastas se sienten bajo protección divina?

En la Iglesia ha dominado durante siglos una cultura de la impunidad que permite cometer barbaridades, véanse los abusos sexuales en todo el mundo. El Papa Francisco ha intentado romper esta inercia con una reforma del Código Canónico que no solo castiga a los corruptos y abusadores, sino también a los encubridores.

Hábleme de «Monseñor Jessica».

Francesco Camaldo trabajaba en el Vaticano y tenía la habilidad de fotografiarse vestido de mujer y de enseñar las fotos a la gente, en un ambiente propicio para los chantajes.

¿Qué jubiló a Benedicto XVI, la pederastia o los negocios sucios?

Decidió renunciar por la losa que supusieron los escándalos económicos de Vatileaks y el descubrimiento de un prostíbulo en el Vaticano, que cerró de inmediato. Con perspectiva, su decisión histórica abrió una brecha para renovar el aire viciado.

¿Y qué acabará con la Iglesia, la pederastia o los negocios sucios?

La pederastia se extiende como una mancha de aceite y amenaza el Pontificado de Francisco, pero no veo la desaparición de una Iglesia que ha sobrevivido a guerras y cismas durante más de dos mil años.

¿Cuántos sacerdotes pederastas hay?

No puede darse una cifra exacta, pero habrá decenas de miles por todo el mundo. Solo en Francia se registran trescientos mil casos, y las víctimas españolas hablan de más de medio millón. Pese a ello, la Conferencia Episcopal se niega a investigar a fondo.

¿Juan Pablo II acabó con el comunismo?

Sí, hubo un pacto secreto tripartito entre Reagan, Juan Pablo II y el líder del sindicato Solidaridad, para regar a la católica Polonia con una lluvia de millones. A partir de allí cayeron los otros naipes. Lech Walesa me aseguró en dos ocasiones que existe un documento firmado.

¿Ratzinger lidera ahora el golpe contra Francisco?

El complot exterior se monta desde el modelo neofascista y se articula a través de Steve Bannon. Esta operación cuenta con ramificaciones en el Vaticano, a través de cardenales que hacen campaña contra Francisco por medio de distorsiones y fakes.

El obispo de Solsona ha sido un duro golpe para la Iglesia española.

Sí, y también para el Vaticano. Sé de buena fuente que el Papa está muy afectado por este caso. Se ha llevado mal, la oficina de prensa vaticana no ha cogido el asunto a tiempo, como le sucede casi siempre, y ha estimulado los rumores y especulaciones. Se ha alimentado el morbo.

Y después de un argentino, un filipino.

No tengo una bola de cristal y los periodistas siempre nos equivocamos en los pronósticos vaticanos, pero el Papa ha dicho que el futuro de la Iglesia es el continente asiático, y ha colocado al cardenal filipino Luis Antonio Tagle en un dicasterio importante. Se presenta pues como futurible Pontífice.

Compartir el artículo

stats