Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Golpe de mano en El Pi para destituir a Xisca Mora de portavoz del Consell

El fontista Pere Soler, que será el nuevo portavoz, explica que Mora no les comunicó la contratación de un asesor y el partido, en manos de los melianistas, les amenazaron en expedientarles

El sector ‘fontista’, los partidarios del exlíder Jaume Font, en El Pi impulsó ayer un golpe de mano en el grupo de consellers de la formación en el Consell de Mallorca. Pere Soler y Bel Febrer forzaron el derrocamiento de Xisca Mora como portavoz regionalista en la institución. 

El grupo de consellers de El Pi está formado por tres escaños y Soler, que recientemente ha tomado posesión, y Febrer son mayoría y por ello han podido arrinconar a Mora, de la facción ‘melianista’. Es un capítulo más de la guerra abierta que se vive en el partido regionalista después de un congreso que vencieron los del sector de Josep Melià y que desde entonces se hayan sucedido enfrentamientos públicos constantes. Los partidarios de Jaume Font y el expresidente Antoni Amengual, conocidos como ‘fontistas’, incluso han denunciado irregularidades en el congreso ante la Oficina Anticorrupción. Bel Febrer y Pere Soler, que asumirá las labores de nuevo portavoz del Consell, son ‘fontistas’.

Pere Soler, hermano de expresident del Govern Tòfol Soler, aseguró ayer a este periódico que «Mora decidió incorporar un asesor en el grupo sin consultar con los otros consellers y la única vía para revertir esta «imposición unilateral» de Mora «ha sido un cambio de portavoz que yo no esperaba tener que asumir». Al registrar el escrito de cambio de portavoz y del nombramiento del asesor en el Consell, el nuevo presidente de El Pi, Tolo Gili, les remitió una carta donde les advertía de que si seguían con su propósito podían ser expedientados por el partido. Soler calificó ayer la carta de Tolo Gili como una «amenaza» y recordó que «la vacante de la asesora era de comunicación y nosotros queríamos una persona de este perfil, no una técnica como pretendía Mora».

Por su parte, Xisca Mora aseguró ayer que «el nombramiento de la asesora fue llevada a la ejecutiva del partido que la aprobó y lo que pretende Pere Soler es contratar a una persona que vive en Valencia para llevar la comunicación». Según Mora, los ‘fontistas’ «no han aceptado perder el congreso y actúan desde el rencor con el objetivo de dañar al partido». La también alcaldesa de Porreres recordó que siempre ha «consensuado» con sus compañeros.

Compartir el artículo

stats