Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Microbiología de Son Espases vigila la aparición de Ómicron, la nueva variante sudafricana de la covid

La última mutación descrita en Sudáfrica podría ser más contagiosa y más inmune a las vacunas

Antonio Oliver, jefe de Microbiologí­a de Son Espases. Guillem Bosch

Responde al nombre de Ómicron porque la anterior se llamaba Mu y es la nueva variante sudáfricana del SARS-CoV-2 que, por su presunta mayor contagiosidad así como por su hipotética mayor resistencia a los efectos de las vacunas, ha cobrado notoriedad en unos momentos complicados epidemiológicamente hablando.

Antonio Oliver, jefe del servicio de Microbiología de Son Espases, revela que en España ya están buscándola los diferentes departamentos de Microbiología autonómicos y que el de Son Espases no es una excepción.

«La estamos buscando de dos maneras, mediante las secuenciaciones genómicas que realizamos cada semana aleatoriamente con las PCR positivas, y vigilando que esta prueba no presente un gen fallido que puede ser indicio de que la variante está detrás», explica recordando que esta anomalía ya se daba con la variante alfa o británica. «Este hecho nos ayudará a vigilar mejor su aparición. Es mala, pero da la cara fácilmente», explica gráficamente. 

Oliver nos da más detalles de la nueva variante sudafricana también denominada en el ámbito científico como B.1.1.529.

«Se trata de una variante descrita tan solo en Sudáfrica que tiene unas treinta mutaciones en la espícula. Solo se ha detectado en este país y creo que hay algún otro caso en Botswana y Hong Kong. Y su circulación ha aumentado mucho aunque partiendo de una incidencia muy baja. En algunas regiones de Sudáfrica ya habría desplazado a la variante delta (la de mayor circulación actual)», comienza el microbiólogo.

Un caso ya en Bélgica

No obstante, informaciones posteriores a la conversación de este diario con Oliver señalaban que también se habría detectado en Bélgica.

El ministro de Salud Pública de este país, Frank Vandenbroucke, reveló ayer que sus autoridades sanitarias detectaron el pasado 22 de noviembre un caso de la nueva variante sudafricana de la covid-19, informó reclamando que «no cunda el pánico».La paciente infectada es una mujer adulta joven no vacunada que desarrolló síntomas once días después de viajar a Egipto a través de Turquía, informó el Laboratorio Nacional de Referencia belga que añadió que ningún miembro de su familia ha desarrollado síntomas hasta el momento.

Oliver concluye que por el momento está expectante «porque es demasiado pronto para preocuparnos» y revelando que en las secuenciaciones genómicas realizadas en las últimas semanas han constatado que la variante delta es la que circula mayoritariamente y que solo han detectados dos casos de su mutación delta plus.

Compartir el artículo

stats