Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tarifa para la incineración de basuras subirá seis euros en 2022

Se fija en 114,9 euros la tonelada, gracias a que el Consell y Tirme aportan 4,4 millones, ya que el cálculo de la concesionaria era de casi 140 euros

La vicepresidenta y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot, visitando la planta de compost de Tirme.

La Comisión Informativa del Consell de Mallorca ha aprobado hoy las tarifas de incineración de residuos sólidos urbanos para el año 2022. Se ha fijado en 114,9 euros la tonelada de basura, seis euros más que este año y tres más que en 2020. Pese a ello, el Consell de Mallorca ha tenido que hacer un esfuerzo para evitar que el precio de la eliminación de residuos no se dispare, según ha explicado la vicepresidenta y consellera de Sostenibilidad y Medio Ambiente, Aurora Ribot.

En concreto, la institución insular aportará tres millones de euros de recursos propios para aminorar la subida, ya que el cálculo de la concesionaria de la incineradora, TIRME, para este año era de 139,8 euros la tonelada. Tirme también colabora en la contención de la tarifa y la empresa concesionaria aportará 1,4 millones. Por ello, entre Consell y concesionaria la aportación para evitar la subida de las basuras asciende a 4,4 millones.

Aurora Ribot explicó que "el Consell y Tirme ya aportaron en en 2021 siete millones de euros para evitar el incremento la tarifa. Era un año muy duro para la economía por la pandemia y entendíamos que no podíamos permitir una subida de tarifa". Respecto a la de 2022, Ribot ha apuntado que "la situación económica es mejor que la del año pasado, pero también hemos hecho un esfuerzo para que la subida de la tarifa no sea muy elevada". Ribot aseguró que desde el Consell pidieron a Tirme que también realizara una aportación para contener el incremento del coste de incineración.

La tarifa de incineración de basuras es la que pagan todos los ayuntamientos para la eliminación de los residuos y que después repercute en los recibos de la recogida a todos los ciudadanos. Se calcula en función de múltiples variantes, no obstante una de las principales es el número de toneladas que entran en la planta incineradora y la previsión para el año que viene. A mayor número de toneladas incineradas más baja es la tarifa. En 2020 y 2021, a raíz de la pandemia de la covid-19 el número de toneladas de residuos que entraron en la planta de Son Reus fue mucho más bajo que antes de la pandemia, entre otras cosas por la bajada de la actividad económica y especialmente por el turismo. Este hecho, según ha detallado Aurora Ribot, provoca un incremento del coste de incineración que el Consell debe hacer frente con recursos propios para evitar que se dispare el servicio.

La tarifa para los lodos de depuradora, que es un servicio que sufraga el Govern, Emaya y los ayuntamientos que gestionan depuradoras estará fijado en 98,3 euros por tonelada y se incrementa unos 24 euros con respecto a 2021. La única tarifa que baja este año es la de los residuos animales, que de 37,4 pasará a 37,3 euros por tonelada. Este hecho, según el Consell se debe a que quieren priorizar el apoyo al sector primario, en especial el ganadero cárnico, principal sector que produce los restos animales en Mallorca.

Compartir el artículo

stats