Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inflación empobrece a la inmensa mayoría de los trabajadores del archipiélago

Los principales convenios colectivos de Baleares no contemplan subidas salariales que compensen el alza del 4% en los precios

Los precios suben el doble que los salarios de la construcción. G. Bosch

La inmensa mayoría de los trabajadores de Baleares van a perder poder adquisitivo durante este año a causa de un aumento de los precios que ha roto todas las previsiones. El hecho de que la inflación se encuentre en estos momentos en el 4% no solo está provocando que los asalariados de sectores tan importantes para las islas como la hostelería, el comercio o la construcción se estén empobreciendo, sino que además va a dificultar enormemente la negociación de los próximos convenios colectivos, según se reconoce tanto desde los sindicatos como desde las organizaciones empresariales.

Los convenios sectoriales suscritos en el archipiélago han contemplado para el presente ejercicio unas importantes mejoras en las retribuciones, pero salvo casos excepcionales como el de la limpieza, ninguno presenta subidas que sean tan acentuadas como las que está registrando la inflación.

Basta hacer un repaso sobre las principales ramas empresariales del archipiélago, por lo que a su volumen de empleo se refiere, para darse cuenta de esta situación. El convenio de hostelería, que agrupa a los asalariados de la planta hotelera, de bares y restaurantes y del ocio nocturno, establece para este año una mejora salarial del 3,5%, mientras que la de comercio se sitúa en un 3% (las que dejaron de aplicarse en 2020 debido al impacto en sus empresas del coronavirus). A su vez, en la construcción ese incremento alcanza el 2%. Dentro de estos ejemplos se puede añadir el del transporte turístico, que en 2021 no ha tenido alza en las retribuciones al haberse aplazado la subida prevista del 3% al próximo año.

Subidas salariales 2021 por sectores

Subidas salariales 2021 por sectores

Mayoría de los asalariados

Hay un dato a tener en cuenta: los tres primeros convenios afectan por sí solos a alrededor de la mitad de los asalariados de las islas (cerca de 300.000 personas, cuando la punta de empleo del archipiélago se alcanzó en 2019 con unos 590.000). A estos convenios sectoriales hay que sumar un enorme número de acuerdos de empresa, de alcance muy inferior en volumen de empleados, y que suelen contemplar crecimientos salariales mucho más débiles.

Hay un caso llamativo, como es el convenio de limpieza, que este año ha fijado un alza en las retribuciones del 4,25%, lo que lo coloca un cuarto de punto por encima de la inflación, pero va a ser el año de su vigencia en el que sus trabajadores van a ganar menos poder adquisitivo pese a que es también el que fija el alza más importante, frente al 4% que se aplicó en 2020 y el 2% de 2019 y 2018.

Los secretarios generales de CCOO y de UGT en las islas, José Luis García y Lorenzo Navarro respectivamente, reconocen que lo sucedido en 2021 no lo había previsto nadie, tras varios años en los que la inflación venía siendo caso inexistente. Basta recordar que el IPC de 2020 fue incluso negativo, con una bajada del 0,5%, mientras que en 2019 se situó en una subida del 0,8%, en 2018 del 1,2% o en 2017 del 1,1%.

Se apunta un elemento adicional: esta inflación se sustenta en el encarecimiento de productos tan básicos para las familias como el suministro eléctrico, la gasolina o la vivienda, a los que no se puede renunciar.

Los dos representante sindicales subrayan que convenios como los de hostelería y comercio fijaban durante esos ejercicios mejoras en las retribuciones muy importantes (en el primero fueron del 5% tanto en 2018 como en 2019), por lo que en conjunto, sus asalariados han registrado una notable mejoría en su poder adquisitivo.

Pero se señala que lo sucedido este año fija no solo un cambio de tendencia en la evolución del IPC, sino también en la forma en que van a tener que volver a negociarse los convenios colectivos a partir de ahora, con la estimación de que va a ser mucho más complicado cerrar acuerdos.

Porque con una tasa de inflación tan elevada, y con la previsión de que se va a mantener alta durante un tiempo, cualquier mejora salarial que pretenda mantener el poder adquisitivo de las plantillas debe de ser muy importante, con la resistencia que se va a encontrar en las empresas dada la situación en la que muchas de ellas han quedado tras la crisis generada por el coronavirus.

Compartir el artículo

stats