Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pide hora para el dermatólogo y le dan cita para septiembre de 2022

El Sindicato Médico denuncia esperas de más de diez meses para interconsultas con el especialista hospitalario

Una cita con el dermatólogo pedida ahora se fija para el 9 de septiembre

Pese a que los congresos médicos y a que los mandatarios sanitarios subrayan machaconamente la importancia asistencial de la Atención Primaria y la imperiosa necesidad de dotarla de más recursos humanos y materiales, los centros de salud de las islas están al borde del colapso.

El sindicato médico (Simebal) denuncia que las interconsultas de este nivel asistencial con el hospitalario se dilatan, en algunos casos, hasta periodos superiores a los diez meses.

Así, han esgrimido una petición de primera consulta con el dermatólogo realizada el pasado lunes, día 18 de octubre, que finalmente fue concertada para el 9 de septiembre de 2022, diez meses y medio después. U otra primera consulta solicitada con Neurología que ha sido fijada para el próximo 17 de mayo, siete meses menos un día después, como una condena judicial.

Ninguna especialidad «ágil»

Y aseguran que esas demoras para que te vea el especialista no han hecho sino empeorar de la mano de la pandemia de covid-19. «Antes las demoras eran de tres o cuatro meses como mucho, en las especialidades más saturadas. Ahora el problema es que no hay ninguna especialidad ágil, en casi todas te citan para seis, siete u ocho meses. Y la mayoría de ellas tienen las agendas bloqueadas. Te dicen que el paciente será citado telefónicamente cuando se abra la agenda y entonces al enfermo solo le queda esperar y confiar en que efectivamente le llamen», señala un delegado sindical del Simebal en Primaria.

Otro facultativo de un centro de salud de Ciutat explicaba que en admisión le habían informado de que para las interconsultas preferentes de Dermatología y Traumatología se están dando ahora citas para marzo, más de cinco meses para una derivación «preferente».

Añadió que en especialidades como Ginecología o Neurología ni siquiera se puede dar al paciente una cita en el momento, que todas las peticiones van a un «buzón. Y con el agravante de que a finales de noviembre, como todos los años cuando se aproxima la Navidad, probablemente cierren agendas... En fin, un futuro nada halagüeño», concluyó.

«Esta situación, lejos de solucionarse, se agrava día tras día. Aunque se ha puesto en conocimiento de la gerencia de Atención Primaria y del propio IB-Salut, no llega ninguna solución, lo que empeora la frustración de los médicos de familia y la indignación y crispación de la población. Urge una solución a este problema que merma la calidad asistencial. La salud de nuestros médicos de familia y de nuestros pacientes está más amenazada que nunca», lamentó el Simebal.

IB-Salut: «Esto se arregla con recursos y constancia»

Preguntado el Servei de Salut por estas largas demoras para ser visitado por el especialista, indicaron que «las listas de espera se reducen con recursos, constancia y responsabilidad. Hemos movilizando los recursos necesarios, derivando pacientes a centros con convenio singular, colaborando con la sanidad privada... Es evidente que las cifras se pueden mejorar, que las demoras se pueden reducir y este Govern trabaja para conseguirlo con la ayuda, el esfuerzo y el sacrificio de todo el personal sanitario», dijeron.

Tras esta explicación, esgrimieron cifras de una mayor actividad asistencial en Primaria en los ocho primeros meses de este año en comparación con el mismo periodo de 2020. Así, hablaron de 360.000 consultas médicas más (9,7%), 60.000 visitas de pediatría (12,9%) y a 1,1 millones consultas más de enfermería (50%). Pero obvian que en 2020 hubo un parón total durante los tres meses de confinamiento.

Compartir el artículo

stats