Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Todos vamos a apretarnos el cinturón durante los próximos años»

El presidente de la patronal PIMEM vaticina que se avecinan dos o tres ejercicios «malos»

Los salarios en convenio suben un punto y medio menos que la inflación

«Tanto trabajadores como empresarios vamos a tener que apretarnos el cinturón durante los próximos años», advierte el presidente de la patronal PIMEM, Jordi Mora, ante el potente incremento de la inflación que se está registrando y los problemas de las empresas para sanear sus cuentas tras la crisis del coronavirus.

Mora reconoce que la subida de precios no se ve acompañada de un aumento de los costes salariales ya que los últimos convenios firmados abandonaron la inflación como referencia (cuando se negociaban alzas cuyo alcance final dependía del IPC), pero destaca que el impacto está siendo igualmente duro para las empresas debido al encarecimiento de suministros tan básicos como la electricidad o la gasolina y el de las materias primas.

A ello añade dos factores adicionales: el primero es que muchos sectores no están pudiendo trasladar a sus precios finales esta subida de los costes debido a que el consumo sigue sin estar completamente recuperado, y el segundo es que la «mochila que se arrastra a causa de la pandemia es muy pesada», en referencia a las deudas que se han contraído y que no se ven compensadas en su totalidad por las ayudas de las Administraciones. En este contexto, Mora pronostica que quedan por delante «dos o tres años malos».

La presidenta de la patronal CAEB, Carmen Planas, señala que en la situación en la que se encuentran las empresas, la notable subida de la inflación es un dato negativo ya que las obliga a asumir «importantes costes de producción, que se están trasladando muy poco a los precios finales, como muestra una inflación subyacente muy controlada. En consecuencia, esto implica una reducción significativa de los márgenes empresariales. Preocupa especialmente el incremento de precio de las materias primas, aunque se espera que esta tendencia sea transitoria y vaya menguando».

Negociación colectiva

Donde no hay coincidencia es en el impacto que eso va a tener en la negociación colectiva con los sindicatos. Mientras que Planas confía en que no la afecte, Mora sí cree que la va a dificultar, coincidiendo así con UGT y con CCOO.

El presidente de PIMEM estima que las empresas van a tardar en desprenderse de «la pesada mochila de la deuda», y que durante algún tiempo no van a tener la fortaleza suficiente como para poder atender a las demandas que puedan plantear los trabajadores.

Compartir el artículo

stats