Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista
Mar Muñoz Coordinadora general del Grup Balear d'Ornitologia (GOB)

«En Mallorca ya hay más gente de la que somos capaces de sustentar»

«Si es difícil asimilar el decrecimiento, al menos dejemos de crecer» - «La transición energética se está haciendo a base de especular con la energía»

Mar Muñoz posa para la entrevista concedida a este diario en la sede del GOB. | B. RAMON

Mar Muñoz (Inca, 1987) acumula una década de activismo ecológico. Acaba de ser nombrada coordinadora general del GOB. «Estoy entusiasmada porque es la entidad de referencia de lucha ecologista en Mallorca. Espero que con mi nueva visión podamos llegar todavía más lejos, lograr más incidencia política, movilizar a las nuevas generaciones y conseguir más recursos», expresa.

Este verano turístico se ha parecido mucho a los de la prepandemia. ¿No tenían que cambiar algunas cosas?

Parecía que con la pandemia habíamos aprendido la lección y lo necesario que es un cambio de modelo. La emergencia sanitaria nos situó frente a nuestras debilidades como islas. Parecía que habíamos entendido que se podía vivir de otra manera, bajando el ritmo. Ha pasado lo más duro y vemos que las fuerzas políticas solo quieren volver a la normalidad de antes en lugar de ver cómo podemos integrar las lecciones que nos ha enseñado la pandemia.

¿Cómo tendría que ser la nueva normalidad para el GOB?

Es imprescindible un cambio de modelo, pero también somos conscientes de que la solución no es sencilla porque el actual modelo se ha generado a lo largo de muchas décadas. No tenemos una respuesta sencilla, pero consideramos urgente iniciar un proceso de cambio contando con la sociedad civil y, principalmente, con los gobernantes, que deberían invertir tiempo y energía en estudiar diferentes opciones. Eso no está pasando, y desde el Fòrum de la Societat Civil trabajamos para encontrar soluciones y respuestas. También es responsabilidad de las instituciones hacer ese trabajo, pero mientras tanto esperamos que al menos escuchen las propuestas que saldrán de este debate.

Lejos de frenar, esos gobernantes han pisado el acelerador para volver a lo de antes.

Hay muchos intereses y grandes lobbies, aquí especialmente el hotelero, que ejerce mucha presión. Entendemos que las fuerzas políticas se ven sometidas a muchas presiones que hacen que se olviden de que hay que pisar el freno. Por eso es tan importante que los ecologistas ejerzamos de contrapoder para equilibrar la balanza.

¿De qué hablan cuando hablan de decrecer?

Hablamos de que Mallorca es una isla con recursos limitados que desde los años 60 está sometida a un proceso de superpoblación. Significa que ya hay más gente de la que somos capaces de sustentar a nivel alimentario o energético, así que el decrecimiento se vuelve casi una imposición. Entendemos que es muy difícil asimilar el concepto de decrecimiento, porque te pueden decir que te vayas tú. Pues al menos dejemos de crecer. Estamos intentando una transición energética porque estamos en una situación de cambio climático, y eso implica solarizar, sacrificando una parte del territorio, para tener soberanía energética. Pero qué sentido tiene si sigue aumentando la población y no podemos asumir el coste energético.

Mallorca se está consolidando como un destino preferente de turismo de lujo. ¿No hay que celebrarlo? Siempre se ha dicho que es mejor calidad que cantidad.

Consideramos que el turismo de calidad no tiene que ver con la clase social, sino con el hecho de que sea un turismo respetuoso con nuestro entorno y recursos. El turismo también tiene que ser accesible para las clases trabajadoras.

La transición energética ha generado debates dentro del ecologismo. ¿Los parques fotovoltaicos en rústico son aceptables?

En el GOB somos conscientes de que serán necesarios para cubrir la demanda energética en Balears. Está estudiado que no la cubriremos únicamente solarizando cubiertas. Eso sí, primero solaricemos en edificaciones y suelos no productivos. Hace tiempo que pedimos al Consell una zonificación territorial para la implantación de renovables y no se está haciendo. Una zonificación favorecería que los suelos que sacrificáramos fueran los menos productivos con un estudio estratégico y de viabilidad. No como ahora porque la transición se está haciendo a base de especular con la energía.

¿Y el vehículo eléctrico? Sus detractores recuerdan que ocupan el mismo espacio que los de combustión.

Siempre es mejor un vehículo eléctrico que uno de combustión o diesel por las emisiones que generan, pero la solución pasa por decrecer y cambiar nuestra forma de movernos. Apostando por una red de transporte público con una buena red ferroviaria. Para una movilidad sostenible hay que reducir el uso del vehículo privado.

¿El ecologismo se ha sentido escuchado por un Govern de izquierdas durante estos seis años?

Han estado más disponibles a la hora de reunirse con nosotros, y algunas de nuestras peticiones se han visto reflejadas. Por contra, ha habido temas como la autopista a Campos. Nos ha parecido una aberración que hayan sido capaces de aprobar un proyecto como ese. Esperamos que estén más abiertos a nuestras demandas lo que queda de legislatura.

Compartir el artículo

stats