Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndico pide a Armengol poder realizar un control previo de los fondos europeos

Joan Rosselló renueva su cargo como síndico mayor en un acto celebrado en la capilla del Consolat - Maria Antònia Garcia se convierte en la primera mujer en entrar en la sindicatura de cuentas

Joan Rosselló ha tomado posesión del cargo esta mañana en el Consolat de Mar. CAIB

Joan Rosselló ha renovado su cargo como síndico mayor de la Sindicatura de Cuentas y ha tomado posesión de su cargo en un acto en la capilla del Consolat de Mar encabezado por la presidenta del Govern, Francina Armengol. Rosselló lleva varios años en el cargo, concretamente desde 2015, y ahora renueva por tres años al frente del órgano de control.

En el acto, Rosselló ha agradecido la confianza de «la mayoría de los diputados del Parlament» y a sus compañeros de la Sindicatura. En ese sentido, ha pedido que exista una colaboración para realizar controles previos adecuados para los fondos europeos y ha reclamado más formaciones para ayudar a ocupar las plazas públicas que se ofertan en las distintas administraciones. Durante su intervención, ha declarado que se harán más informes para mejorar la gestión y pidió que no se haga un «uso partidista». En este sentido, relata que no ha habido ninguna injerencia en los últimos 6 años en los que ha presidido la institución, pese a que «siempre habrá quien cuestione nuestra independencia» por haber sido designados por los políticos, pero «esta siempre estará garantizada». El objetivo de la entidad, explica Rosselló, debe ser «poner de manifiesto todas aquellas actuaciones que, desde el punto de vista de la eficiencia y la eficacia, sean mejorables».

Armengol ha recordado su «experiencia y trayectoria dilatada al servicio de la ciudadanía de Balears», sobre todo desde un lugar «complejo» como es el sindicatura de cuentas, y su «magnífico trabajo y la honestidad». En este sentido, ha agradecido a los grupos parlamentarios el apoyo. «Para nosotros es un placer que estéis y que haya esta profesionalidad, así como nuestro compromiso para garantizar la independencia de la sindicatura de cuentas», ha añadido. A continuación, la presidenta ha reconocido su predisposición a trabajar para conseguir ocupar las plazas de empleo público y el trabajo previo que se pueda hacer con la Sindicatura para que los fondos europeos «vayan lo más encaminados posible a las prioridades de esta comunidad autónoma».

Maria Antònia Garcia (izquierda) y Fernando Toll-Messía (derecha) también han tomado posesión del cargo. CAIB

Según ha declarado Armengol, la Sindicatura es «una brújula ética para las instituciones públicas de Balears» porque, pese a las posibles discordancias, «todos entendemos cuál es nuestro papel dentro de la democracia».

La presidenta autonómica también ha dado las gracias por «el esfuerzo de los trabajadores públicos de la Sindicatura, especialmente después de 20 meses en los que la Administración se ha tenido que adaptar de forma muy rápida y extraordinaria al teletrabajo y las nuevas necesidades». 

Este año también se ha renovado en el cargo como síndico Fernando Toll-Messía, que lleva seis años en el cargo. Asimismo, se ha incorporado como síndica Maria Antònia Garcia, en sustitución de Bernat Salvà, jubilado recientemente.

Armengol ha resaltado la noticia de que, por primera vez, una mujer haya entrado en la institución y ha valorado positivamente que «cada vez vamos cogiendo la igualdad que debe existir entre hombres y mujeres, y también entre órganos tan importantes como la sindicatura».

Al acto han acudido el presidente del Parlament, Vicenç Thomàs; la delegada del Gobierno, Aina Calvo; la presidenta del Consell insular de Mallorca, Catalina Cladera; la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez, representantes de varios grupos parlamentarios y otras autoridades.

Compartir el artículo

stats