Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las patronales de Baleares exigen al Gobierno que sea más generoso con los ERTE

CAEB y PIMEM coinciden en que no deben de reducirse las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social en temporada baja

Imagen de una oficina de empleo público de las islas. | B. RAMON

La propuesta para la prórroga de los ERTE que el Gobierno central ha puesto sobre la mesa no convence a las dos patronales de la isla, según reconocen el gerente de la CAEB, Sergio Beltrán, y el presidente de PIMEM, Jordi Mora. Ambos consideran que no es el momento de elevar los costes que estos expedientes de regulación temporal de empleo suponen para las empresas, especialmente a las puertas de una temporada baja en Balears que puede ser muy difícil para muchos negocios.

Sergio Beltrán recuerda que CAEB forma parte de la CEOE, patronal que está negociando directamente con el Gobierno, por lo que sus demandas se harán llegar a este último por esta vía, y además insiste en que las condiciones que el Ejecutivo estatal ha puesto sobre la mesa no tienen un carácter definitivo, por lo que pueden variar antes de que concluya el plazo para alcanzar un acuerdo el próximo día 30.

En opinión de CAEB, las condiciones para prorrogar los ERTE deben de ser las mismas que había hasta el momento, por lo que rechaza tanto que se rebajen las exoneraciones en las cuotas a la Seguridad Social a las empresas en el caso de los expedientes por limitación de actividad como que éstas se condicionen a que se mejore la formación de los trabajadores que están incluidos en ellos.

Jordi Mora coincide con Beltrán en que en las puertas de la temporada baja no es el momento de elevar los costes que los ERTE tienen para las empresas, e incluso defiende que se aumenten las exoneraciones al 100% para aquellas que tienen menos de 50 trabajadores. Hay que recordar que en el caso de los ERTE por limitación de actividad, la propuesta del Gobierno es rebajar esas exoneraciones del 75% al 50% en el caso de tener menos de 50 asalariados en plantilla, y del 65% al 40% para las que superen esa cifra.

Por contra, el presidente de PIMEM sí aplaude que se vinculen los ERTE a la formación de los trabajadores afectados, al considerar que esta estrategia puede suponer un impulso a la mejora en la cualificación de los empleados y una apuesta por la calidad.

Ambos representantes empresariales apoyan que se reactive la prestación extraordinaria para los trabajadores fijos discontinuos.

Compartir el artículo

stats