Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Baleares da prioridad a las vacunas del coronavirus más antiguas para evitar que caduquen

Con 342.709 dosis sin inocular, adelanta la administración de la tercera dosis en las residencias a finales de septiembre y realiza acciones de captación de no vacunados

Vacunación en el polideportivo Germans Escalas de Palma

Vacunación en el polideportivo Germans Escalas de Palma

De la falta de vacunas contra el coronavirus al exceso. Ante el desplome del ritmo de vacunación en Balears, la conselleria de Salud ha empezado a tomar medidas encaminadas a evitar que caduquen las 342.709 dosis del fármaco contra el coronavirus que todavía tiene en los ultracongeladores del Servei de Salut sin inocular. 

Cada lunes, todos los puntos de vacunación y hospitales de Balears informan a la Conselleria de la fecha de caducidad de las vacunas con las que cuentan en sus neveras, lo que permite a Salud revisar las citaciones para remitir inmediatamente estas dosis a los puntos de vacunación con citas pendientes para que puedan administrarse de forma rápida antes de que se echen a perder definitivamente.

Además, la administración de la tercera dosis a los usuarios de las residencias de personas mayores, ya aprobada por el Consejo Interterritorial de Salud el pasado jueves y cuyo inicio estaba previsto para principios de octubre, es muy posible que se adelante a la última semana de septiembre, informaron ayer fuentes del Servei de Salut, aunque también matizaron que esta decisión todavía está pendiente de reuniones entre la conselleria de Salud y el Ministerio de Sanidad para concretarse.

Entre las vacunas que Balears tiene en las reservas sin inocular hay 248.286 dosis de Pfizer; 83.538 dosis de Moderna; 2.090 unidades de AstraZeneca y 8.795 viales de Janssen.

Las vacunas contra el coronavirus, una vez descongeladas, no pueden regresar a las cámaras. Pero ese no es el principal problema, sino que caduquen las que se encuentran en los ultracongeladores, con una durabilidad tipo de seis meses sobre la que no se han realizado estudios específicos.

Por este motivo, y también para ampliar la cobertura del remedio contra el coronavirus entre la población, Salud realiza campañas específicas de captación para determinados colectivos pendientes de vacuna, además de un rastreo telefónico entre todos aquellos ciudadanos no vacunados, ofreciéndoles la posibilidad de administrarles las dosis.

Además y coincidiendo con el inicio de curso en la UIB, Salud habilitará el miércoles un punto de vacunación temporal en el campus para todos aquellos estudiantes que deseen inocularse. 

El miércoles, y como ya se anunció este diario, cierran los puntos de vacunación masiva del Polideportivo Mateu Canyelles de Inca y el Hipódromo de Manacor. Y el 29 de septiembre lo hará el polideportivo Germans Escalas de Palma, quedando el proceso de vacunación circunscrito a los centros de salud de las islas y a la carpa exterior del antiguo hospital de Son Dureta.

Compartir el artículo

stats