Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Més fuerza una reunión de crisis del Pacto por los casos de discriminación lingüística en la sanidad pública de Baleares

El encuentro tendrá lugar el lunes a las 18:00 horas y por parte del Govern asistirá la consellera de Presidencia, Mercedes Garrido, y representantes de Salud

La presidenta Francina Armengol y el coordinador de Més, Antoni Noguera, en una imagen de archivo.

La presidenta Francina Armengol y el coordinador de Més, Antoni Noguera, en una imagen de archivo.

La polémica por los casos de discriminación lingüística en los centros de salud del Govern y los carteles sólo en castellano ha terminado por crear un conflicto entre los socios del Govern. Més ha forzado una reunión de crisis del Pacto para tratar esta problemática y exigir al IB-Salut, gestionado por los socialistas, que tome medidas urgentes contra los sanitarios que se niegan a atender a personas que se dirijan a ellos en catalán.

El encuentro urgente tendrá lugar el lunes a las 18:00 horas, previsiblemente en el Parlament, y por parte del Govern asistirán la consellera de Presidencia, Mercedes Garrido, que ejerce las funciones de coordinadora del Govern. Asimismo, también asistirá algún representante de la conselleria de Salud. La consellera Patricia Gómez y el director general de IB-Salut, Juli Fuster, no podrán asistir al encontrarse ambos de viaje

Por parte de Més han confirmado su asistencia el diputado Joan Mas, Collet, y el secretario de Política Federal de Més, Mateu Xurí. No se descarta, que ante la gravedad de la situación, también acuda a la reunión el coordinador de Més Antoni Noguera. Por parte de Podemos se sabe que acudirá el portavoz parlamentario Alejandro López.

El encuentro del lunes entre los miembros del Pacto se presume tenso. En Més están muy indignados y especialmente después de que desde la conselleria de Salud quitaran importancia a las denuncias por casos de discriminación lingüística en las últimas semanas.

La ejecutiva de los nacionalistas ha decidido dar un paso adelante ante la proliferación de casos de discriminación lingüística en el IB-Salut en las últimas semanas, alertados por sus bases y la Obra Cultura Balear (OCB) por los casos que se han producido en el IB-Salut, que suponen más del 40% de las denuncias por discriminación lingüística en las islas. 

La secretaria autonómica de Universidad, Investigación y Política Lingüística, así como miembro de la ejecutiva de Més, Agustina Vilaret, criticó ayer públicamente estos casos y la minimización que han hecho de ellos desde la conselleria de Salud gestionada por los socialistas: “Es gravísimo que se minimicen las cifras de conflictos lingüísticos en el sector sanitario". Además, señaló que "una sola discriminación o agresión, de cualquier tipo, es inaceptable. La intolerancia y la violencia no se pueden banalizar", afirmó Vilaret en sus perfiles de las redes sociales. La secretaria autonómica negó las críticas de la OCB apuntado que muchos expedientes quedan abiertos y “no se tomen medidas concretas”.

El caso que ha levantado más polémica ha sido el de una doctora del centro de salud Son Pisà, en Palma, que se negó a entender a una usuaria por hablar en catalán, según relató el hijo de la mujer afectada. «A la hora de explicarle el problema que tenía, la doctora la cortó al momento y le dijo que no la entendía, que se lo dijese en castellano», criticó a este diario. «Además, esta mujer afirmó que llevaba siete años en Mallorca», añadió. Asimismo, en Campos, una enfermera aseguró no entender a un paciente que se había cortado una mano y se lo explicó en catalán. A todo ello hay que añadir la proliferación de carteles sólo en castellano que se han denunciado en varios centros sanitarios públicos.

Compartir el artículo

stats