Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El turismo francés se dispara en Baleares: Los franceses descubren la isla

La pandemia arrastra al alza un mercado que cambia sus viajes a Túnez o Marruecos por Mallorca buscando destinos más cercanos - La web de la PIAF recibe más de 147.000 visitas en julio sobre consultas para organizar vacaciones

Una pareja de turistas en el centro de Palma.

La pandemia arrastra al alza el mercado francés hacia el archipiélago. En una época en la que todos los gobiernos se han esmerado por desaconsejar los viajes fuera de sus propias fronteras y sobre todo los de más largo recorrido, Baleares está saliendo favorecida con la llegada de los turistas franceses y en el caso de Mallorca están descubriendo otra isla lejos de los clichés con la que se la ha venido etiquetando desde el país vecino.

Lo corroboran los propios empresarios. La Federación Hotelera destaca que junto con el mercado español también el francés está teniendo «incrementos importantes respecto a años anteriores». También desde la Plataforma de Información y Acompañamiento de los Francófonos (PIAF) lo certifican. «Nuestra web recibe 8.000 visitas por día» y en julio se han superado las 147.000 consultas de franceses ávidos por encontrar información para organizar sus vacaciones, señala Joana Leal, responsable de Comunicación de la entidad fundada en 2016 por el empresario francés afincado en la isla Freddy Calligaris. También los empresarios turísticos integrados en la PIAF están percibiendo ese mayor interés por la isla.

«Las agencias receptivas que hacen excursiones están desbordadas», comenta Leal y menciona Evasion Authentic, Voyage Privé o Flaneo. La comunicadora recuerda que sus conciudadanos estuvieron hasta el 19 de mayo con un duro confinamiento y tenían muchas ganas de viajar. Desde el Gobierno de Emmanuel Macron se ha tratado de desincentivar las salidas fuera del país y lo que sí se ha notado es el descenso de escapadas a Túnez o Marruecos. De ahí que los turoperadores han redirigido sus esfuerzos hacia Mallorca y también hacia Eivissa.

Cambio de imagen

Hay consultas que llegan a la plataforma francófona de Mallorca que evidencian que se desconocía «la Mallorca que estás descubriendo», de alojamientos en áreas rurales, visitas en pequeños grupos a bodegas o mercados de los pueblos, su gastronomía o cultura. En parte del imaginario francés había una mala imagen de la isla masificada, pero con la ayuda del Consell de Mallorca en materia de promoción, está cambiando, explica Leal y menciona recientes reportajes en Le Figaro sobre Mallorca. Se trata, además, de turistas de perfil medio-alto.

Este 2021 el mercado francés está tomando la delantera en Baleares. Ha pasado de ocupar el sexto puesto en Baleares antes de la pandemia —en 2019 vinieron 760.000 turistas, más de medio millón a Mallorca—, a ser el tercero este año, teniendo en cuenta que al menos hasta junio el británico sigue en caída libre.

Según datos del INE en el primer semestre del año vinieron casi 107.500 franceses. En junio su gasto turístico en las islas se acercó a los 56 millones de euros.

Sin duda esta temporada alta Francia está dejando su huella en el archipiélago.

Compartir el artículo

stats