Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denuncian ante la Oficina Anticorrupción el incremento patrimonial en 4 años de Prohens

«Me divorcié y mi exmarido me compró por cien mil euros mi parte de la casa», se defiende

Marga Prohens, en su elección como nueva presidenta del PP balear el pasado sábado.

Marga Prohens, en su elección como nueva presidenta del PP balear el pasado sábado. Manu Mielniezuk

El incremento patrimonial de la nueva presidenta del PP balear llega a la Oficina Anticorrupción. El organismo que dirige Jaume Far ha recibido una denuncia anónima, registrada el pasado 20 de julio, en la que se acusa a Marga Prohens de haber aumentado su patrimonio de manera no justificada durante la legislatura de 2015 a 2019. En concreto, se señala que la dirigente popular durante esos cuatro años hizo una amortización de 160.000 euros de un préstamo hipotecario que el denunciante -o denunciantes- califica de injustificable, teniendo en cuenta que según ella misma declara ante Hacienda, abonaba durante esos años unos seis mil euros anuales en cuotas bancarias. «Me divorcié y vendí mi parte de la vivienda a mi exmarido», alega la dirigente popular para explicar la fuente de su enriquecimiento.

En junio de 2015, su segunda legislatura como diputada en el Parlamento autonómico, la flamante líder del PP registró la preceptiva declaración de bienes. En ella afirmaba ser cotitular de dos «préstamos hipoteca vivienda» que sumaban en ese momento 277.408 euros pendientes de amortizar. Cuatro años después, junio de 2019, dejó el escaño para irse al Congreso y la cuantía se había reducido -siempre según su propia declaración ante la Cámara- hasta los 116.931 euros. En esta ocasión, no consignó su participación al 50%.

La diferencia de 160.477 euros amortizados durante ese periodo no cuadra para el autor de la denuncia. La cifra difiere respecto a la amortización de deuda durante su primera legislatura: de 2011 a 2015 Prohens declaró haber amortizado 35.913 euros.

En la denuncia en manos de Jaume Far se recalca también que Prohens no ha hecho públicas sus declaraciones de la renta de los años 2018 y 2019 ante el Parlament, recalcando que esa información podría aclarar las dudas que plantea y que reclama ahora investigar.

La presidenta del PP dio ayer a este diario su versión de los hechos. Explicó que era copropietaria de un piso en Palma por el que ella y su entonces marido suscribieron una hipoteca, más una posterior ampliación, de alrededor de «300.000 euros» en total.

Mensualmente abonaban «unos ochocientos euros» en cuotas, y «nunca, ni yo ni él, hicimos ninguna amortización anticipada», sostiene. «En julio de 2019 oficialicé mi divorcio, y mi exmarido me compró mi parte de la casa; así dejé de tener esas hipotecas», prosigue su relato. Añade que por esa venta obtuvo unos beneficios «de cien mil euros, que me ingresó en septiembre u octubre de 2019, por eso tengo ese incremento de patrimonio». Marga Prohens se refiere a dinero en cuenta bancaria que declaró a su llegada al Congreso de los Diputados en noviembre de 2019.

No obstante, la denuncia no se centra en los 116.000 euros que Prohens manifiesta por escrito en su despedida ante el Parlament que aún le quedaban por amortizar en junio de 2019, antes de oficializar su divorcio; sino en los 160.000 que ya había amortizado hasta ese momento, y desde 2015.

Cronología de la amortización de préstamos hipotecarios de Marga Prohens

Cronología de la amortización de préstamos hipotecarios de Marga Prohens

Libre de deudas

«En estas cosas, y como sé que me lo miran todo, soy muy estricta. Tengo mi sueldo, no tengo más entradas ni más salidas», destaca la transparencia en sus cuentas la presidenta de los populares. «Solo tengo a mi nombre un coche, aún sin pagar; y ahora no tengo ninguna propiedad donde caerme muerta -ironiza-, pero tampoco ninguna deuda. Ninguna hipoteca ni ningún préstamo», enfatiza.

No ha presentado en el Parlament sus declaraciones de la renta de 2018 y 2019 

La presidenta del PP balear no ha entregado sus declaraciones de la renta ante el Parlamento balear, como marca el reglamento. Unos documentos que según la denuncia contra Marga Prohens presentada ante la Oficina Anticorrupción podrían ser claves para esclarecer si la amortización hipotecaria de los 160.000 euros en el cuatrienio 2015-2019 está o no justificada.

«No tengo ni idea, no debía ser obligatorio», respondió ayer Prohens preguntada al respecto. «Quizás no se debieron colgar, no lo sé, o aquí [en Mallorca] o en Madrid [donde es ahora diputada en el Congreso] están entregadas, estoy segura». 

Al señalarle que en la web de las Cortes tampoco aparece su IRPF de esos dos ejercicios, si bien no lo exige la institución, la política conservadora aseguró que no se debe a ninguna ocultación. «Las tengo todas [las declaraciones] y las puedo facilitar sin problema ahora mismo, en eso soy muy transparente». «Ya sé que pudo pasar, en 2019 yo ya era diputada en Madrid, y como la declaración del 2018 la haces en ese ejercicio, no me la reclamaron», en referencia al Parlamento autonómico. Fuentes consultadas por este diario afirman que Prohens sí debió facilitar su dos últimas declaraciones al haber sido diputada balear en 2018 y cinco meses de 2019. 

La líder del PP por contra sí rellenó la declaración de bienes que se exige a los que abandonan el escaño para comprobar si han tenido incrementos patrimoniales.

Compartir el artículo

stats