Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los residentes vacunados deben volver de la península con dos códigos QR

Pese a viajar con el certificado covid, los baleares tendrán que presentar también al regresar el formulario de control sanitario a no ser que procedan de una comunidad con una incidencia menor a 60 casos

Una imagen de archivo de uno de los controles sanitarios en Son Sant Joan. | DM

Viajar nunca ha sido fácil por la intensidad del tráfico de personas y la complejidad creciente de los aeropuertos, pero ahora con la covid-19 se ha convertido en una auténtica prueba de obstáculos que solo puede sortearse a base de códigos QR, ya bien sean digitales o impresos en papel para las personas más analógicas.

Y es que a todo residente en Balears que regrese de unas vacaciones en la península no le bastará con estar doblemente vacunado y portar el certificado covid que inicialmente se vendió como el salvoconducto que te abriría las puertas de todos los países de la Unión Europea y del resto de las Comunidades.

También tendrá que llegar con su correspondiente formulario de control sanitario (FCS) pese a contar con el documento anterior excepto en las casuísticas siguientes: los residentes en comunidades autónomas o ciudades autónomas españolas con una incidencia acumulada a 14 días inferior a 60 casos por 100.000 habitantes; los pasajeros en tránsito con destino final a otro país u otro lugar del territorio español; los pasajeros procedentes de trayectos entre islas; los transportistas de mercancías; las tripulaciones de aviones y barcos comerciales o mercantes y, por último, los niños menores de 6 años.

Menos de 72 horas

Y si su viaje se ha prolongado durante menos de 72 horas, no tendrá que presentar ninguna prueba diagnóstica (PCR o test de antígenos) para que se le franquee la entrada al archipiélago, pero sí tendrá que presentar el código QR que se le habrá enviado tras cumplimentar el FCS.

Fuentes sanitarias cuestionan que no se presente una prueba negativa para viajes de menos de 72 horas

decoration

Fuentes sanitarias quisieron resaltar la incongruencia de eximir a los viajeros que pasen menos de 72 fuera de las islas de la presentación de un prueba diagnóstica que sí se le exige al que ha estado fuera un periodo de tiempo superior, como si en estos tres días no hubiera tiempo suficiente para contraer el virus pandémico y regresar con él a Balears.

Que esta no obligación de presentar una prueba para los viajes de menos de 72 horas de duración pueda ser una vía de entrada del virus a esta comunidad es algo que ya barajan los expertos, como también lo es la relajación de los controles a los pasajeros internacionales cuando las infraestructuras aeroportuarias se colapsan con más de 1.500 viajeros al mismo tiempo, circunstancia en la que la doble verificación no se hace de forma generalizada sino aleatoriamente, tal y como informó Delegación de Gobierno.

Controles internacionales

Como se recordará el control del tránsito de pasajeros internacionales corresponde al Gobierno central y en Balears lo ejecuta el departamento de Sanidad Exterior. Fuentes de Delegación subrayaron que la presentación del certificado covid se exige al cien por cien del pasaje que llega a Balears desde un país de la UE y que la doble verificación consiste en reclamar al recién llegado un documento acreditativo de que está vacunado con la doble pauta o de que llega con una prueba diagnóstica realizada con anterioridad en su país de origen (72 horas antes en caso de una PCR y 48 horas si se trata de un test de antígenos).

Desde Delegación matizaron que en el caso de las personas residentes en el Reino Unido e Irlanda del Norte que procedan directamente de ellos, además del certificado de vacunación, serán considerados válidos también los certificados de diagnóstico de pruebas de amplificación de ácido nucleico.

Compartir el artículo

stats