Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un bar restaurante del Portitxol llena su interior de clientes y se salta las restricciones del coronavirus en Mallorca

El Assaona, un local situado entre el club náutico y el paseo junto a la playa, lleva al menos dos días recibiendo clientes en su interior, aunque el miércoles el Govern prorrogó durante quince días más la prohibición

Restaurante bar Assaona de la playa del Portitxol con el interior lleno de clientes, hoy jueves a las 14.15 horas

Un bar restaurante del Portitxol, situado sobre la arena de la playa, entre el club náutico y el paseo de primera línea, se salta las restricciones del coronavirus en Mallorca y llena su espacio interior de clientes a la hora de comer, ha podido comprobar este diario durante dos días seguidos. Lo hizo el miércoles, llenando por completo su aforo interior, en un día nublado y frío en el que no tenía clientes en su terraza. Y lo ha vuelto a hacer hoy, soleado, mientras otros clientes ocupaban los amplios espacios exteriores de su terraza.

Un empleado del denominado Assaona Grastrobeach Palma Club advirtió ayer miércoles a este diario que no podía hacer fotos al restaurante desde la vía pública cuando se dio cuenta de su presencia en el exterior con una cámara fotográfica. Al ser preguntado por la cantidad de clientes que ocupaban el interior del local saltándose a plena luz del día la prohibiciónes anticovid, le replicó que "se trata de una terraza", pese a su cubierta y su cerramiento completo de cristal y madera, añadiendo poco después que los trabajadores del local "también tienen que comer".

El bar restaurante de la playa del Portitxol recibiendo hoy clientes en su interior Miguel Vicens

Hoy jueves de nuevo ha vuelto a llenar el interior del local sin el menor disimulo y ante la sorpresa de algunos ciudadanos que paseaban por la zona, aprovechando el buen tiempo. A las 14.15 horas había cola de clientes en el acceso del bar que da al paseo de primera línea, la mayoría turistas, aguardando su turno para poder acceder a una mesa del espacio interior. Y dos horas después, pasadas las 16.00 horas, todavía quedaban clientes en el salón interior del local, ha podido comprobar este diario frente a la puerta del local.

El espacio interior del bar restaurante, según se puede comprobar en la página web del local, se convierte efectivamente en una terraza cubierta en verano, cuando desmonta todo su cierre perimetral acristalado y las ventanas de marco de madera desaparecen, pero en estas fechas es un salón interior completamente cerrado, que se puede ventilar abriendo ventanas, pero un espacio completamente cerrado, pero a efectos de restricciones con consideración de espacio interior.

Precisamente, el martes, tras reunirse con las patronales de restauración y los sindicatos, el Govern anunció que prolonga durante quince días más la prohibición de que bares y restaurantes utilicen sus espacios interiores. Las restricciones sanitarias que afectan al sector de la restauración establecen también que los locales deben cerrar sus puertas a las 17.00 horas.

Vista del espacio interior del bar restaurante Assaona, hoy a las 14.15 horas. Miguel Vicens

Compartir el artículo

stats