Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La armonización limitaría la autonomía, pero apenas subiría los tipos de las islas

Baleares está en la media autonómica en la mayoría de los impuestos, por lo que, de nivelarse, tendría un efecto limitado en el archipiélago

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Desde principios de año sobrevuela en la política tributaria de las comunidades el fantasma de la armonización fiscal. De hecho, por el efecto que pudiera tener sobre el impuesto de Sucesiones, son muchas las familias que han pedido asesoramiento por si es conveniente dejar sus herencias en vida para evitar una posible subida sobre este tributo. El abogado y experto en fiscalidad del despacho DMS Consulting, Alejandro del Campo, al que numerosos clientes ya le han planteado la duda les tranquiliza: la armonización fiscal tendría un efecto limitado en los impuestos de Baleares.

«Baleares ya está en la media en cuanto a tipos, así que una armonización no me preocupa demasiado», asegura Del Campo. «Con la reforma de 2016, si hubiera una armonización nos quedaríamos iguales», estima el fiscalista, que duda que esa homogeneización de los impuestos pueda llevarse a cabo cogiendo de referencia los tipos más altos: «En Patrimonio o en Transmisiones estamos por encima, en Sucesiones no veo que pueda subirse más del 20 por ciento que ya pagan las herencias más altas, así que no temo que una posible armonización incremente los tipos», insiste.

Los datos del Panorama de la fiscalidad autonómica del Colegio de Economistas, donde en la mayoría de tributos las islas están en la media autonómica o incluso por encima, le respaldan. En los impuestos puestos bajo la lupa, como Patrimonio o Sucesiones, en un caso las islas son la segunda comunidad donde más se paga mientras que en Sucesiones es la décima, pero muy cerca de la media. De modo que salvo una homogeneización al alza, la armonización tendría un efecto limitado en el archipiélago.

Baleares exige más autonomía

«Me preocupa más el efecto que pueda tener la ley antifraude sobre las herencias en vida», recuerda la amenaza a los pactos sucesorios en el proyecto de ley, ahora en tramitación en el Congreso y que aumentaría la tributación por IRPF de los bienes heredados en vida a través de la figura de los pactos sucesorios propia del derecho civil de Baleares.

No obstante, la oposición política en las islas a la armonización fiscal ha venido más por el efecto que tendría al limitar la autonomía del Govern en materia fiscal. Una senda que iría totalmente en contra de los planteamientos defendidos hasta la fecha por casi todo el espectro político de Baleares, partidario de una mayor autonomía fiscal en las islas.

De hecho, si bien el pasado mes de febrero el Parlament rechazó con los votos de PSOE, Podemos y Més una iniciativa del PP que contó sólo con el apoyo de Ciudadanos, Vox y El Pi para rechazar la armonización fiscal y una consecuente subida de impuestos, sí fue aprobado con el apoyo de todos los partidos salvo de la extrema derecha un punto de la iniciativa en el que se defendía una mayor autonomía fiscal.

Compartir el artículo

stats