Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Llama la atención | 10 de abril de 2022

  • El enfado, no exento de tristeza, de mucha gente en Can Picafort con la decisión del Ayuntamiento de destruir la piscina del antiguo hotel Mar y Paz, lugar de muchos recuerdos de niñez. 
  • Lo mal que lo están pasando las personas alérgicas al polen con la conjunción de días soleados y viento.
  • Que con la llegada del buen tiempo también hayan vuelto los cicloturistas en pelotón por la red de carreteras secundarias de Mallorca, muchas veces ocupando todo el carril. 

Compartir el artículo

stats