Día del Periodista 50% DTO. Diario de Mallorca

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comicios legislativos

Guía para entender las 'Midterms', las elecciones de medio mandato en EEUU

Un cartel indica el lugar de votación anticipada para las elecciones legislativas de medio mandato en Santa Ana, California, el pasado 27 de octubre. AFP

El próximo 8 de noviembre los ciudadanos de Estados Unidos están llamados a votar en las Midterms, las elecciones de medio mandato, unos comicios legislativos donde se decidirá el control de las dos cámaras del Congreso. El resultado determinará el margen de maniobra del presidente Joe Biden para sacar adelante su agenda política en los dos años que le quedan de mandato. Si se mantiene la aritmética actual, con una mayoría demócrata en las dos cámaras, Biden podrá seguir apuntando alto, pero bastará con que los republicanos recuperen una de las cámaras para que puedan bloquear sus grandes iniciativas y la parálisis legislativa se imponga en Washington. Las encuestas dan muchas opciones a los conservadores para recuperar la Cámara Baja, mientras que todo parece mucho más igualado en el Senado.

¿Qué se vota en estas elecciones?

En estos comicios se renuevan los 435 escaños de la Cámara de Representantes, cuyos diputados son elegidos cada dos años, y algo más de un tercio de los escaños del Senado, donde cada senador es elegido para un mandato de seis años. Concretamente están en juego 35 de los 100 escaños de la Cámara Alta. 

La mayoría demócrata en la primera es bastante reducida: solo controlan dos escaños más de los 218 que conceden la mayoría. En el Senado su mayoría es todavía más endeble. Cada partido tiene 50 escaños, pero las reglas de la cámara permiten a la vicepresidenta, la demócrata Kamala Harris, decantar el resultado en caso de empate. 

De cara al 8 de noviembre, el desenlace se da por hecho en la mayoría de circunscripciones. O dicho de otra forma, ya se sabe qué partido ganará en muchas de ellas. En la Cámara de Representantes solo hay una treintena de escaños verdaderamente en juego y se espera que los suburbios de las grandes ciudades de PensilvaniaCaliforniaOhio y Carolina del Norte sean decisivos. En el Senado, son cerca de media docena de escaños los que podrían cambiar de manos (NevadaArizonaGeorgia, Pensilvania, Ohio, Wisconsin)

También habrá elecciones en 36 estados para elegir a sus gobernadores, renovar sus legislaturas y cargos fundamentales para el proceso electoral. Los resultados aquí podrían tener una importancia vital para el futuro de la democracia en EEUU si los republicanos vuelven a impugnar futuras elecciones, como ya pasó en 2020. De ahí que el partido que controle a los secretarios de estado y fiscales generales jugará un papel decisivo en la certificación de los comicios presidenciales de 2024.

¿A quién favorecen las encuestas?

Históricamente al partido que controla la Casa Blanca le suele ir mal en las elecciones de medio mandato, celebradas dos años después de que un nuevo presidente sea elegido o reelegido.

Hace tan solo unos meses los demócratas se las prometían muy felices. La sentencia del Tribunal Supremo que derogó el derecho al aborto y varios tiroteos de masas dieron impulso a la campaña demócrata, pero últimamente las prioridades de la opinión pública han cambiado. Se ha impuesto la preocupación por la economía, así como por el crimen y la inmigración, asuntos que favorecen a los republicanos

Las proyecciones de FiveThityEight, un portal especializado en demoscopia y estadística política, dan a los republicanos un 81% de probabilidades de recuperar la Cámara de Representantes. En el Senado, en cambio, los demócratas tienen un 52% de probabilidades de mantener la mayoría. 

¿Qué pasará si pierden los demócratas?

Si los conservadores recuperan la Cámara Baja, para lo cual solo necesitarían un saldo neto de cinco escaños más de los que tienen ahora, podrán decidir qué leyes se debaten en el Congreso. Eso dejaría básicamente fuera del alcance de Biden cualquier iniciativa de envergadura para proteger el aborto, legislar contra el cambio climático o restringir el acceso a las armas, tres de sus prioridades. Al mismo tiempo pasarían a presidir los comités de la cámara. Eso les permitiría por, ejemplo, frenar la investigación del asalto contra el Capitolio, que recientemente citó a declarar al expresidente Donald Trump.  

Si los republicanos se imponen en el Senado, podrán trabar las nominaciones judiciales de Biden, constreñir su política exterior y dominar también los comités de la Cámara Alta. 

Lecturas para las presidenciales de 2024

Estas elecciones servirán para medir el nivel de descontento con la presidencia de Biden, cuya gestión solo aprueba actualmente un 43% de los estadounidenses, según la media de las encuestas de RealClearPolitics. 

Al mismo tiempo servirán para calibrar el liderazgo que Trump sigue ejerciendo sobre el Partido Republicano y las perspectivas de que pueda presentarse nuevamente a la presidencia en 2024. Todo podría depender de cómo les vaya a los candidatos trumpistas en estas elecciones.  

Compartir el artículo

stats